Murió niña en enfrentamiento entre disidentes de las FARC y el Ejército

Colombia.- Una menor de 13 años murió este viernes en un enfrentamiento entre tropas del Ejército y disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ocurrido en el departamento del Meta.

La información fue suministrada por el comandante del Ejército colombiano, general Alberto Mejía, quien indicó que el hecho ocurrió en una zona rural del municipio de La Uribe.

“Inmediatamente se da la alerta y se desplazan al sitio Fiscalía, los grupos de judicialización y todo el equipo encargado de proteger la escena de los hechos“, dijo Mejía.

Grupos disidentes tratan de reacomodarse en algunas regiones del Meta y otros cuatro departamentos colombianos

La menor, aseveraron sus familiares, estaba siendo reclutada a la fuerza por los grupos de guerrilleros que no quisieron acogerse al tratdao de paz firmado por las FARC y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Según los testigos, la niña se encontraba lavando ropa a la orilla de un río en La Uribe, Meta, cuando fue abordada por el grupo de irregulares.

Una tía de la menor, de nombre Lorena Guerrero, relató que “estaba muy asustada, salió corriendo y yo la llamé y me tiré al suelo”.

“No queremos que la niña quede como guerrillera”, exclamó por su parte Luz Estela Guerrero, otra tía de la niña.

En el enfretamiento también murieron dos integrantes de las filas guerrilleras y uno más fue detenido por las autoridades.

El general Mejía confirmó que la pequeña no era integrante de las FARC, sino que estaba siendo llevada a la fuerza. El militar agregó que “al efectuar los registros posteriores se incautó armamento, intendencia y material de inteligencia”, agregó Mejía.

Sobre este hecho, el ministro de la Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, afirmó que entre un 5 por ciento y un 7 por ciento de los integrantes de las FARC tomó la decisión de no acogerse al acuerdo de paz y decidieron formar parte de grupos disidentes, que tratan de reacomodarse en algunas regiones del Meta y otros cuatro departamentos colombianos.

Según Villegas, estos grupos están conformados por unas 400 o 450 personas, que recorren poblados colombianos en busca de jóvenes para unirlos a sus filas.

Unos 7 mil guerrilleros de las FARC decidieron acogerse al pacto de paz, firmado el pasado mes de noviembre y dejaron las armas, iniciando así el proceso de transición a la vida civil.