Musulmanas en España rechazaron que se regule su vestimenta en el trabajo

España- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) publicó dos sentencias de dos musulmanas que demandaron a sus empresas por trato discriminatorio al prohibirles el uso del pañuelo islámico.

En el país viven aproximadamente dos millones de musulmanas.

Uno de los fallos indicó que las empresas de los países de la Unión Europea pueden por medio de reglamentos internos prohibir a sus empleados el uso de símbolos religiosos durante las jornadas laborales.

Un estudio  demográfico que realizó la Unión de Comunidades Islámicas de España indicó que en el país viven aproximadamente dos millones de musulmanas. La abogada española de origen marroquí Zoubida Barik Edidi declaró que en Europa quieren que las musulmanas trabajen, estudien y se integren a la sociedad pero que ponen muchos obstáculos a libertad religiosa de cada mujer.

En España no hay jurisprudencia de los tribunales superiores sobre el uso de símbolos religiosos en el trabajo, pero la situación podría cambiar debido a los fallos que realizaron en el TJUE, las mujeres musulmanas en el país temen a que  las empresas comiencen a impedirles el uso del velo.

La marroquí Mbarka Khettab comentó que si la obligan a quitarse es velo dejaría su trabajo. Asimismo Khettab opinó que considera que el uso del velo más que una obligación religiosa es una forma de vestir  igual que lo es un pantalón o una camisa. Mbarka Khettab vive en Sevilla desde el año 2007 y trabaja como cuidadora de ancianos y enfermos.

El presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas, Mounir Benjelloun, indicó que espera que en España no se prohíba el uso del hiyab debido a que es solo una prenda de vestir y no influye en el rendimiento laboral.

El fallo publicado por el TJUE se debió al análisis que realizó de los casos de Samira Achbita  y de Asma Bougnaoui.

Achbita comenzó a trabajar en el año 2003 en la empresa belga G4S Secure Solutions NV como recepcionista pero en el año 2006 fue despedida debido a la negativa que presentó cuando le indicaron que no usara el pañuelo durante las jornadas laborales.

Por otro lado, la empresa Micropole SA con sede en Francia despidió a la ingeniera Bougnaoui en el año 2009 porque quería seguir usando el hiyab mientras atendía a los clientes. En varias oportunidades los clientes informaron que no se sentían cómodos siendo atendidos por Bougnaoui.

Comments

comments