Nativas crearon consejo de mujeres por la paz en Colombia

Colombia.- Mujeres nativas colombianas crearon un consejo para tener más participación política con la intención de trabajar por la paz especialmente en su comunidad, pero también en el país.

En Colombia, las mujeres que pertenecen a los pueblos originarios de la región consideran que han tenido que enfrentar “el conflicto armado, la violencia psicológica” e incluso “conflictos en su hogar”, según Margarita Rodríguez, una representante nativa, que hace poco dio a conocer que fruto de su organización han creado un consejo de mujeres para trabajar por la paz.

El consejo en cuestión fue presentado bajo sus rituales con el nombre de Conamic, Consejo Nacional de Mujeres de Colombia, con el que este grupo (integrado por representantes de los 10 pueblos nativos colombianos) se sumergen en el mundo de la política con la intención de generar paz.

En Colombia existen más de dos millones de nativos que pertenecen a 102 pueblos, esto según la Organización Nacional Indígena de Colombia, conocida por sus siglas ONIC.

Margarita pertenece al pueblo Sikuani, durante el encuentro en el que hicieron oficial la creación del consejo, la nativa reveló que se han estado reuniendo desde el año 2013, reiterando así que no es una decisión de último momento, sino que es algo en lo que han venido pensando y trabajando desde hace tiempo.

Nasa, Pasto, Tanacona, Sikuani, Misak, Emberá, Wayú, Arhuaco, Pijao y Yeral son los nombres de los diez pueblos que integran este consejo de mujeres nativas colombianas.

Para ellas, la participación y empoderamiento de la mujer es importante (considerando las situaciones violentas en las que se han visto involucradas), especialmente si se trata de conseguir paz, reveló Ivonne González, directora de los derechos humanos del Ministerio del Interior, agregando que “tener hoy un grupo de mujeres indígenas es fundamental porque el activismo de las mujeres fue lo que materializó en los acuerdos de La Habana una subcomisión de género”.

Por su parte, una representante del consejo presente en el ritual de iniciación de Conamic, reveló que “el respeto a la vida, integridad y seguridad de todas las mujeres es deber fundamental del país. No queremos faminicidios en nuestros territorios o fuera de ellos”, señaló.