Nativos mexicanos denunciarán a Trump por construcción del muro

México.- Los Tohono son una comunidad nativa ubicada entre la frontera de México y Estados Unidos, los cuales amenazaron con denunciar a Donald Trump, presidente de EU, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, si se atrevía a construir el muro que les imposibilitaría el paso por la frontera.

Alicia Chuhuhua, gobernadora de la comunidad Tohono O’Odham, aseveró que “en el desierto un muro solo debilitará a nuestro extinto pueblo y cultura”. 

Los Tohono aseguraron tener un documento que los respalda y permite transitar libremente por la frontera entre las dos naciones porque su territorio se extiende más allá de los linderos de México, sin embargo, con la promesa de Donald Trump, su paso se podría ver afectado y su cultura también.

Los nativos sienten que podrían desaparecer como consecuencia de esas medidas que atentan contra su existencia.

Al respecto, el Gobierno mexicano presentará su apoyo a estos nativos y los acompañará a denunciarlos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos con el objetivo de hacerles ver la injusticia que se habría de cometer contra ellos si se construye el muro que les imposibilitará el paso.

Así lo aseguró Alicia Chuhuhua, una gobernadora de la comunidad Tohono O’Odham, a través de un comunicado de prensa donde expresó que “en el desierto un muro solo debilitará a nuestro extinto pueblo y cultura”.

Jaime Martínez, comisionado del gobierno mexicano para el diálogo de los pueblos oriundos, manifestó su desacuerdo con esa medida porque atenta contra esos nativos y sus derechos humanos. El comisionado aseguró que su cartera apoyará en la denuncia  la comunidad nativa.

El problema más allá del tránsito es que con el gran muro que planea construir Donald Trump, presidente de Estados Unidos, los nativos con el documento de paso no podrían circular a menos que sean tomados en cuenta su derecho habilitándoseles un paso por donde puedan transitar libremente, como lo venían haciendo a través de los 120 kilómetros de frontera que abarca su territorio.

“A los pueblos reconocidos con frontera internacional no se les puede prohibir el tránsito”.

En su momento, ese espacio de paso estaba marcado por una línea fronteriza de una barda no un muro, agregaron los nativos.

Martínez argumentó que “a los pueblos reconocidos con frontera internacional no se les puede prohibir el tránsito, y la denuncia se basará en los acuerdos sobre los nativos firmador por Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA).