Nativos rechazaron mecanismo de consulta gubernamental

Costa Rica.- Los comisionados de las comunidades autóctonas y nativas de la República de Costa Rica rechazaron la modalidad que el gobierno les planteó para consultar a los pueblos originarios, cuando algún propósito o política conmueva sus recursos naturales, términos territoriales, moradas o cualquier derecho cultural o humano.

Así lo dio a conocer Óscar Almengor, portavoz de los territorios nativos e integrante de la Mesa Nativa Redactora, una vez consumado el Encuentro Nacional de Consulta a Pueblos Originarios llevado a cabo entre viernes y sábado en el Estadio Nacional.

Según Almengor, la idea primitiva de la jornada de encuentro era que los 92 comisionados de las poblaciones originarias revisaran un borrador proyectado por el gobierno y, si se encontraban de acuerdo, ratificarían el componente de ejecución de una vez. Sin embargo, eso no aconteció debido a que había muchos puntos que les formaban dudas.

En tanto, los comisionados y el Poder Ejecutivo concertaron elaborar un nuevo documento. “La generalidad de los puntos del contenido que el gobierno mostró no fueron consentidos. Una de los planteamientos más fuertes, y sobre el cual rodaban muchos tantos del borrador, era la conformación de la oficina de consulta nativa, en la localidad de San José. No se admitió porque los representantes nativos pensaron que no se ajustaba a la situación de los territorios. Hubo una aprobación (entre los delegados) de que el bosquejo del decreto debía contextualizar  la realidad de las comunidades nativas”, explicó Almengor.

La proposición del gobierno fue ejecutada, durante un año, con material recabado en más de 100 talleres en territorios nativos. Este dispositivo de consulta busca hacer positivo y práctico el derecho de pueblos a ser consultados cuando una providencia o proyecto los conmueva claramente.

Resultado de imagen para indígenas de costa rica

Almengor reveló que convinieron elaborar un nuevo borrador de modalidad de consulta, entre los encomendados y el gobierno, “más planeado y contextualizado al escenario de los pueblos nativos”.

Odir Blanco, representante de los nativos Maleku, añadió que al nuevo instrumento se incorporarán los diversos convenios de los pueblos originarios:  “El documento que planteó como bosquejo el gobierno no fue admitido, ni admitido tal y como lo mostró. La venidera etapa que continúa es concentrar la propuesta de los pueblos nativos al texto. Vamos a congregarnos la delegación redactora de los pueblos nativos y la delegación de gobierno para avalar que se incorporen y luego es necesario llevar el documento a las comunidades para que sea desarrollado y detallado”, dijo.

Comments

comments