Nativos rechazaron proyectos de represa | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

Nativos rechazaron proyectos de represa

Bolivia.- Las comunidades nativas rechazaron categóricamente el proyecto de la represa de El Bala en La Paz, Bolivia, colocando un tope de 72 horas al Gobierno para que retire la maquinaria.

Los nativos mostraron su rechazo a la construcción del proyecto hidroeléctrico El Bala, a través de un pronunciamiento emitido ayer, y dieron al Gobierno un plazo de 72 horas para “paralizar” las tareas que actualmente se realiza, según el documento publicado tras su reunión.

En el pronunciamiento detallaron: “Rechazamos de manera rotunda el proyecto de las represas El Bala-Chepete por ser atentatorias a los derechos humanos y formas de vida tradicionales consagradas en la normativa nacional e internacional”.

El mencionado documento fue elaborado por los pueblos nativos Tacanas, Mosetenes, Tsimanes, Uchupiamonas, comunidades originarias y campesinas que se reunieron ayer en el estrecho de El  Bala,  en el límite natural de las áreas protegidas del parque nacional.

En el mes de julio de este año,  la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y la firma italiana Geodata suscribieron el contrato para el diseño del estudio técnico y preinversión del proyecto hidroeléctrico El Bala. Actualmente, la compañía lleva adelante el estudio a diseño final que deberá ser entregado a fines del 2017, informó el viceministro de Recursos Hídricos y Riego, Carlos Ortuño, el pasado viernes.

Adicionalmente, el  viceministro Ortuño afirmó que “el estudio a diseño final va a generar todos los insumos y elementos para cumplir con los procedimientos establecidos en nuestra normativa, para la ejecución de cualquier tipo de proyectos”.

No obstante, los originarios exigieron que se cumplan las normas internacionales, la Constitución y otras normas que “establecen el derecho a la consulta previa, libre e informada y de buena fe dentro de los territorios de los pueblos susceptibles a ser afectados con proyectos de gran impacto ambiental, social, cultural y espiritual”.

Por otro lado, estas comunidades también rechazaron el traslado, resarcimiento, compensación, modificación y alteración de los territorios que habitan y por los cuales tienen títulos.

Con esta petición, los habitantes nativos sostienen y esperan que se haga cumplir la voluntad plasmada mediante este documento que no es  más que una petición para resguardar los espacios en los que han habitado y construido por muchos años a lo largo de la historia.

The following two tabs change content below.

Comments

comments