Nativos Uwa de Colombia permitirán apertura de parque nacional

Colombia.- Los pobladores de la etnia nativa Uwa, en Colombia permitirán la reapertura del Parque Nacional Natural (PNN) El Cocuy, el próximo 28 de marzo.

El reinicio de actividades del parque se producirá luego de un año de diálogos entre la comunidad Uwa y el Gobierno colombiano.

Se trata de una reapertura temporal

El pueblo Uwa se mostró dispuesto a aceptar las propuestas hechas por la administración de Juan Manuel Santos, entre ellas realizar un diagnóstico de los impactos ambientales que producen los visitantes al parque.

La información fue suministrada por el vice ministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, quien estuvo al frente de la concertación.

El funcionario señaló que el próximo martes se podría formalizar el acuerdo con los nativos, y se realizará un análisis del alcance de los estudios de gestión ambiental, cultural y turística para la reapertura del lugar.

Sin embargo, Gómez dejó claro que se trata de una reapertura temporal, mientras el Gobierno desarrolla un estudio para tomar una decisión definitiva sobre el ecoturismo y la defensa y protección del territorio nativo.

“Los colombianos ya pueden ir empacando sus maletas para disfrutar del Parque Natural El Cocuy, nos falta precisar detalles técnicos del estudio especialmente de impacto ambiental. Esperamos que en la próxima reunión podamos anunciar la fecha oficial de reapertura de este sitio ecoturístico”, indicó el vice ministro.

Entre los acuerdos a los que se llegó con los nativos están la adecuación de los baños, la remodelación de los senderos y el estudio del impacto ambiental causado por el turismo.

Los nativos Uwa aprobaron la reapertura

El Gobierno invertirá 2.000 millones de pesos para estos trabajos, de los cuales la Gobernación de Boyacá aportará 1.500 millones y Parques Nacionales los otros 500 millones restantes.

En la mesa de concertación para la reapertura del parque, también se abordaron temas como el saneamiento de los resguardos nativos Uwa, ubicados en los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare.

Además se planteó el desarrollo de actividades productivas; la reubicación de varias familias nativas; la colocación de servicio de gas en los municipios donde ellos habitan y la creación de programas de salud para las comunidades.

“Tanto los indígenas como el Gobierno coincidimos en la conservación ambiental del área protegida y en hacer un ecoturismo sostenible, entonces básicamente lo que hemos propuesto es que con estos compromisos se reabre el parque y una vez se conozca el resultado del estudio se miran las medidas a largo plazo para su pleno funcionamiento”, agregó Gómez.