tlcan

Negociaciones del TLCAN volverán a México en su quinta ronda

Durante la próxima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), representantes de los tres países signatarios esperan lograr modestos avances.

Mientras tanto, la Casa Blanca se enfoca en impulsar recortes de impuestos en el Congreso, lo que da pocas señales de ponerse de acuerdo en puntos álgidos.

El quinto ciclo de negociaciones para modificar el TLCAN arranca esta semana en Ciudad de México, inmerso entre propuestas de Estados Unidos que algunos líderes empresariales de la más grande economía mundial califican como “píldoras venenosas” en dicho proceso.

Las exigencias de Washington van desde que el Tratado fije límites mínimos de contenido estadounidense en autos, hasta desechar un sistema clave de resolución de conflictos y se anexe una cláusula de caducidad automática. Estas propuestas tuvieron una mala acogida en la ronda previa, efectuada en octubre en Virginia.

Además, las medidas avivaron temores de que el presidente estadounidense, Donald Trump, siga con sus amenazas de abandonar el pacto, lo que a su vez generaría un problema interno con los defensores del libre comercio en el seno del Partido Republicano, de quienes Trump necesita respaldo para su proyecto tributario.

Nadie quiere ceder en el TLCAN

Funcionarios canadienses y mexicanos ven difícil que disminuyan las diferencias, a raíz de las pocas evidencias de que alguno de los integrantes quiera ceder terreno, especialmente en los asuntos más espinosos.

“La base dura no se ha movido”, expresó Bosco de la Vega, líder del Consejo Agrícola Nacional (CNA), el principal grupo de presión agrícola mexicano, que muestra resistencia a otro planteamiento de EEUU que podría limitar la comercialización de alimentos de temporada.

No obstante, se mantienen las esperanzas de que haya avances en temas menos polémicos, como por ejemplo, los adelantos en el acuerdo acerca de reglas actualizadas para telecomunicaciones, comercio digital y pequeñas empresas, además de algunas reglamentaciones técnicas.

Algunas comisiones de trabajo tienen que empezar a reunirse a partir del miércoles para debatir temas que van desde textiles y servicios, hasta mano de obra y propiedad intelectual. Las principales conversaciones arrancarán de manera formal el viernes y se extenderán hasta el 21 de este mes.

Si el plan fiscal de Trump muestra avances en el Congreso, eso podría ayudar a las negociaciones del TLCAN en lugar de perjudicarlas, dijo De la Vega.