Niños nativos venezolanos dejan de estudiar por la crisis económica

Venezuela.- La deserción escolar en Venezuela debido a la crisis económica que atraviesa el país latinoamericano es especialmente alta en los niños pertenecientes a las etnias nativas.

Varias ONG’s y asociaciones de padres del país denunciaron que cada vez son más los niños que dejan de estudiar porque sus padres no tienen dinero para darles de comer, o cómo pagar sus implementos escolares.

El  80% de los niños nativos en edad escolar está fuera del sistema educativo

El sábado 18 de marzo se celebró en el país sudamericano el Día Nacional del Niño Indígena, que pretende reconocer a los niñas y niños integrantes de los pueblos originarios.

Con motivo de esta fecha, el Observatorio de Derechos Humanos de Kapé Kapé denunció que hacen falta en Venezuela medidas especiales para defender el derecho de los niños nativos a la educación, en las mismas condiciones que el resto de la población infantil de la nación.

Esta instancia exigió el gobierno venezolano implementar servicios de educación para las etnias, que consideren y respeten las características culturales propias de esta población, valorando sus tradiciones y costumbres, y garantizando la construcción y funcionamiento de instalaciones escolares, incluso en las comunidades nativas de difícil acceso.

Por su parte, la Red de Padres y Representantes advirtió que el aumento de la cantidad de niños que no van a clase por no tener nada que comer en casa, es significativo.

Estos entes denunciaron que los niños deben acompañar a sus padres a hacer largas filas para comprar alimentos, e incluso deben trabajar para colaborar con el sustento del hogar.

Los niños no acuden a las aulas porque no tienen qué comer

Para estas organizaciones, es necesario que el Estado venezolano garantice la alimentación a todos los niños de las escuelas públicas, especialmente de aquellos que forman parte de las poblaciones más vulnerables, como es el caso de las etnias.

Según las estimaciones de la Unicef y la Cepal, en los niños nativos el patrón de desigualdad es tres veces mayor que en el resto de la población infantil, por lo que es urgente que se tomen medidas para garantizar su derecho a la educación y alimentación, entre otros.

A finales del 2016, Kapé Kapé advirtió sobre los resultados de un estudio realizado por el Centro Gumilla, que arrojó que el 80% de los niños nativos en edad escolar está fuera del sistema educativo. Además el 20 por ciento restante carece de los implementos completos para su aprendizaje.

Además, el sistema educativo nativo en el estado Delta Amacuro, por ejemplo, no cuenta con la cantidad de docentes necesarios y en general, las infraestructuras escolares están en pésimo estado. En las escuelas interculturales bilingües de la entidad se perdió el año escolar 2015-2016 por esta causa.

Comments

comments