Nueva Zelanda, primer finalista | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

Nueva Zelanda es el primer finalista del Mundial de Rugby

Londres, Inglaterra.- Nueva Zelanda venció en el mediodía argentino 20 a 18 a Sudáfrica en el primer partido de semifinales, donde el que propuso el juego fue el que se llevo el pleito y ahora espera en la final, en la que defenderá el título obtenido en 2011, por Australia o Argentina, quienes se enfrentar mañana a partir de las 13.

El estadio de Twickenham, declarado como la Catedral del Rugby, recibió por primera vez un partido entre estos dos seleccionados con tanta historia en este deporte. Los All Blacks llegaban a la semifinal después de la exhibición mostrada ante Francia en cuartos de final, con un humillante 62-13 en su favor para seguir con su invicto a lo largo del torneo. Por el otro lado, los Springboks, quienes habían sido sorprendidos ante el mundo en su debut con la derrota frente a Japón, sufrieron hasta el final para vencer a Gales en un ajustado 23-19. Los dos semifinalistas se enfrenataban por tercera vez en este tipo de torneos, en la que llegaban con una victoria por lado. El primero fue en la mítica final de Sudáfrica 1995, donde los Boks, con el apoyo de Nelson Mandela, unieron al país con su victoria 15-12 ante los neozelandeses; mientras que el segundo tuvo lugar en la instacia de cuartos de final en Australia 2003 y fueron los de negro los vencedores con un marcador que llegó al 29-9 a su favor al término de los 80 minutos.

Con la promesa de una auténtica batalla física en la previa, ya a los dos minutos de juego el joven apertura sudafricano Handre Pollard cambió una infracción penal por los primeros tres puntos del partido. La efectividad de los sudafricanos en los envíos a los postes fue una de las claves para que los dirigidos por Heyneke Meyer lleguen a esta instancia.

Sin embargo, Nueva Zelanda respondió minutos después al jugar rápido un line en mitad de cancha, fieles a su estilo de juego, aprovechando todas las oportunidades de ataque posibles. Una serie de fases en campo rival, en donde todo el equipo juega un papel importante, concluyeron en un pase complicado de su capitán Richie McCaw a Jerome Kaino, quien pudo controlarlo y zambullirse en la punta del ingoal sudafricano para dar vuelta el trámite. Dan Carter convirtió y firmó el 7 a 3.

El resto del primer tiempo tuvo a una férrea defensa sudafricana ante los ataques neozelandeses, tratando de aporvechar las infracciones rivales y castigando con el pie de Pollard en tres ocasiones más, sumando un total de nueve puntos y cerrar el primer capítulo con un 12-7  favorable a los Springboks.

Dan Carter abrió el complemento con su drop a los cinco minutos, en los que sería la remontada final para los de negro ya que, poco más de cinco minutos después , el poderoso centro Ma’a Nonu juntó dos marcas por la punta en zona de peligro y habilitó a Beauden Barrett para que se vaya al try, habiendo ingresado minutos atrás por el lesionado Nehe Milner-Skudder. Carter acertó una complicada conversión y puso la mayor diferencia del partido con el 17-12.

Sudáfrica trató, inefectivamente, de buscar el try que los devuelva al partido mediante el line, formación que los caracteriza, pero los All Blacks tuvieron su tarde en este rubro tras robarles la posesión en cuatro ocasiones. El capitán Fourie Du Preez veía como él y sus jugadores no eran capaces de penetrar el paredón negro, aun echando encima su gran poderío físico. Dos penales más, uno de ellos de Pat Lambie tras ingresar por el lesionado Pollard, no fueron suficientes en frente de los tres puntos más de Carter tras un penal y el 20-18 final.

Los All Blacks consiguieron trabajosamente la victoria y alargaron su invicto en Mundiales a 13 partidos, superando el récord que ostentaba Australia de 12 triunfos entre 1999 y 2003. Ahora esperan por Australia y Argentina, que a partir de las 13 se disputarán el último pase a la final Los Wallabies tienen razones para recueperar la gloria de su pasado y Los Pumas por su parte, no quieren dejar de soñar.

Sudáfrica

1    Tendai Mtawarira

2    Bismarck Du Plessis

3    Frans Malherbe

4    Eben Etzebeth

5    Lood De Jager

6    Francois Louw

7    Schalk Burger

8    Duane Vermeulen

9    Fourie Du Preez

10   Handre Pollard

11   Bryan Habana

12   Damian De Allende

13   Jesse Kriel

14   JP Pietersen

15   Willie Le Roux

Ingresaron: Trevor Nyakane, Adrian Strauss, Jannie Du Plessis, Victor Matfield, Willem Alberts, Pat Lambie y Jan Serfontein.

Suplente: Ruan Pienaar.

Nueva Zelanda

1    Joe Moody

2    Dane Coles

3    Owen Franks

4    Brodie Retallick

5    Sam Whitelock

6    Jerome Kaino

7    Richie McCaw

8    Kieran Read

9    Aaron Smith

10   Dan Carter

11   Julian Savea

12   Ma’a Nonu

13   Conrad Smith

14   Nehe Milner-Skudder

15   Ben Smith

Ingresaron: Ben Faumuina, Keven Mealamu, Ben Franks, Victor Vito, Sam Cane, Beauden Barrett y Sonny Bill Williams.

Suplente: Tawera Kerr-Barlow.

Tantos: PT 2m penal Pollars (S); 5m try Kaino convertido por Carter (NZ); 10m, 20m y 39m penales Pollard (S). ST 5m penal Carter (NZ), 11m try Barrett convertido por Carter (NZ), 17m penal Pollard (S), 19m penal Carter (NZ), 28m penal Lambie (S).

Amonestados: PT 38m Kaino (NZ). ST 12m Habana (S).

Figura del partido: Ben Smith (NZ).

Estadio: Twickenham, Londres.

Árbitro: Jerome Garces (Francia).

The following two tabs change content below.
Mariano Fisser

Mariano Fisser

Comments

comments