Nuevas oportunidades para la cultura mexicana

México.- De manera oficial se dio a conocer que el Tratado de Libre Comercio de América Latina del Norte (TLCAN) mostrará una nueva oportunidad para la cultura correspondiente a México.

A lo largo de dos foros, uno a puerta cerrada y otro abierto al público, un grupo de especialistas, académicos, profesionales, senadores y diputados convocados por el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (Grecu-UAM) y el periódico El Economista, abordó el tema: “El sector cultural: planteamientos para un nuevo tratado comercial con Estados Unidos”.

Se cree que ante la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el sector cultural debe ser protegido o sería necesario sacarlo de dicho acuerdo.

“El TLC debe retomar el sector cultural para establecer medidas restrictivas que fortalezcan al mercado interno de México. La introducción del capítulo cultural debe hacerse pensando en obtener ventajas que logren equilibrar en el largo plazo el déficit comercial que tenemos con Estados Unidos en el sector cultural”, opinó durante su intervención la senadora Marcela Torres Peimbert, en el Centro de Difusión Cultural Casa Rafael Galván de la UAM.

La regulación que se mantiene prevista del TLCAN (completamente omisa de la industria cultural) dejó en franca desventaja a México frente a Estados Unidos.

Diversas formulaciones, en específico para el cine mexicano, son alicientes fiscales para el sector de la distribución estadounidense (las majors) que apoyen al cine mexicano. Volver a elevar la cuota mínima de pantalla en los cines mexicanos (regresar a la base original de 30% del tiempo en pantalla).

Por otro lado, el abogado Ramón Obón fue claro y pidió excluir del tratado “cualquier aspecto cultural y en especial a lo referente a la obra cinematográfica”.

La reflexión acerca del TLC fue amplia y se concentró en proteger al sector cultural, donde uno de los aspectos más difíciles son justamente los grandes intereses norteamericanos, en específico, las grandes industrias del entretenimiento y la tecnología.

“Considero que hay dos posiciones muy marcadas entre quienes participaron en este foro. Una es la que juega a que, en caso de que se reabra la negociación del tratado, la posición es sacar todo lo que tenga que ver con cultura. Y la otra es la de ir a comerciar lo que se pueda, sobre todo en el paquete de las telecomunicaciones, entre otros temas”, explicó Eduardo Cruz Vázquez.

 

 

The following two tabs change content below.