Ondas de choque tratarán disfunción eréctil en EEUU

Estados Unidos.- Durante el  desarrollo del simposio “Avances en Salud Sexual Masculina”, se dejó en evidencia el acrecentamiento de los ciclos en la terapia con ondas de choque y embolización endovascular como tratamientos novedosos e innovadores contra la disfunción eréctil, una patología de tipo sexual  que va en aumento y que se prevé que para el año 2025 afectará a más de trescientos millones de hombres.

Según reseñó el portal EFE, el tratamiento, hace alusión al uso de ondas de baja frecuencia e intensidad que optimizan la vascularización y los vasos sanguíneos de los cuerpos cavernosos del pene, perturbados por conflictos de circulación. De este modo, las ondas conquistan un caudal sanguíneo mayor para alcanzar una erección.

“Las terapias de ondas de choque hasta el momento se desarrollaban en los llamados ciclos aislados; sin embargo, con dos o tres ciclos inmediatos se consigue una gran mejoría y grandiosos resultados en disfunción eréctil”, expuso el especialista Ramón Almendro, director general de la jornada.

La disfunción eréctil se acrecentará en las venideras décadas; además, la actividad sexual se extenderá durante muchos más años, según terminaciones y conclusiones de este encuentro, donde del mismo modo se analizaron los tratamientos innovadores.

El director general, Ramón Almendro, afirmó que en el año 1996 la disfunción eréctil sobresaltaba a unos ciento cincuenta millones de hombres; y manifestó de que en el año 2008, un cincuenta  por ciento de hombres mayores de setenta años tenía actividad sexual, una cifra igualmente en aumento.

El encuentro fue establecido y desplegado por el Boston Medical Group, un centro de atención en salud especializado en el tratamiento de las disfunciones sexuales de los hombres con representación en ocho naciones del mundo.

Resultado de imagen para disfunción eréctil

Otras causas de la disfunción eréctil

La patología conocida como “Peyronie” se identifica por la aparición de una banda fibrosa en la túnica albugínea de los cuerpos cavernosos del pene incitando la desviación del miembro durante el proceso de erección. Al mismo tiempo, es causante de la disfunción eréctil en un cuarenta por ciento de los casos.

De este modo, uno de cada diez hombres posee una curvatura en el pene que le dificulta o impide tener sexo, aparte de de provocarle dolor. A esto se lo conoce como padecimiento de Peyronie, una enfermedad que, a pesar de su prevalencia (inquieta al diez por ciento de los hombres adultos), aún es poco conocida.

The following two tabs change content below.