ONU contabilizó 385 ataques contra defensores de DDHH

Colombia.- Zeid Ra’ad Al Hussein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos contabilizó solo en 2016, 385 agresiones contra activistas de esta materia en Colombia.

Especialmente llamó la atención de las Naciones Unidas la situación de los defensores de derechos humanos, pues se afirmó que hasta el 31 de diciembre de 2016 se presentaron 59 homicidios, 44 ataques, 210 amenazas (69 colectivas) y 72 violaciones a la privacidad. Entre los asesinados, hubo cuatro mujeres, seis líderes indígenas, tres líderes LGBT, tres sindicalistas, un afro y dos líderes juveniles.

Todos estos casos se presentaron principalmente en Cauca, Antioquia, Norte de Santander, Córdoba y los perpetradores serían principalmente actores criminales vinculados con casos colectivos o individuales, como el Eln, el Epl, milicianos y disidentes de las Farc, particulares, y la policía en un caso de una protesta social.

A todo esto se le sumó que “es notable el aumento en asesinatos en las áreas rurales frente al 2015, cuando la oficina registró 25 víctimas. Esto está relacionado con los vacíos de poder que han dejado las Farc, la débil presencia del Estado y la competencia entre grupos criminales por el control de actividades económicas ilegales”.

Según lo que informó Todd Howland, representante en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, el gobierno debe “reconocer que estos asesinatos son un problema” y por eso se debe trabajar en alianzas para mejorar su situación.

“Recomienda que el Ministerio del Interior, la Fiscalía, la Policía, la Unidad Nacional de Protección, las autoridades regionales y locales cumplan con los compromisos políticos y técnicos acordados con defensores de derechos humanos que persiste en algunos sectores”, dijo el informe que además resalta que hay casos de defensores de derechos humanos con órdenes de captura que terminan en detenciones prolongadas, esto a pesar de la falta de pruebas, en lo que afecta la diligencia de las investigaciones.

Adicionalmente, el vocero de ONU en esta materia enfatizó que tanto el Estado como las Farc deben reconocer plenamente su responsabilidad por las graves violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas en el conflicto a fin de generar procesos efectivos de reparación, en consenso con las víctimas.