ONU pidió detener abusos contra comunidad LGBT

Estados Unidos.- Vitit Muntarbhorn, primer experto independiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre temas de la diversidad sexual, entregó su primer informe.

Según el documento, son necesarias acciones inmediatas para detener las violaciones de los derechos humanos de las personas LGBT.

Muntarbhorn indicó que estos abusos ocurren en todo el mundo. Las mismas se producen debido a la orientación sexual real o percibida. Además de por identidad de género o expresión de género.

El experto independiente de las Naciones Unidas entregó su primer informe a los estados miembros de la ONU en Nueva York.

“Es inconcebible que las personas con una orientación sexual real o percibida, identidad de género y expresión de género diferente de una norma social en particular, son blanco de violencia y discriminación en muchas partes del mundo”, dijo.

La comunidad LGBT es objeto de abusos graves, las cuales incluyen homicidios, violación, mutilación, tortura, detenciones arbitrarias, secuestros, acoso, agresiones físicas y mentales.

El relator también destacó que es inadmisible que a las personas se les propinen latigazos o se les someta a intervenciones quirúrgicas forzadas.

Asimismo, rechazó la “intimidación desde temprana edad, incitación al odio y presiones que conducen al suicidio”.

“Más de 70 países de todo el mundo hoy en día penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, y en algunos de ellos la pena de muerte puede ser aplicada”, agregó Muntarbhorn.

El informe fue presentado al cuerpo principal de la Asamblea General de la ONU dedicado a los derechos humanos.

A juicio de Muntarbhorn todas las leyes que penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo deben ser retiradas.

Adoptar medidas eficaces contra la discriminación

“Hay una necesidad de adoptar medidas eficaces contra la discriminación que cubren los ámbitos público y privado”, destacó el experto.

Adicionalmente hizo hincapié en la necesidad de construir comunidades abiertas y respetuosas de la diversidad sexual y de género.

También dijo que los defensores de derechos humanos son blanco de ataques por su trabajo en la visibilización de estos temas.

Para el relator, estos “juegan un papel crucial en el avance de una agenda inclusiva para todos sin discriminación y distinción”.