Internacionales

Oposición frenó protestas contra Maduro

Caracas.- El diálogo en Venezuela está amparado por el Vaticano, la Unasur y el expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros.

El diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición, el cual comenzó el pasado domingo en Caracas, llevó a la Mesa de la Unidad Democrática (coalición que reúne a los detractores del presidente Nicolás Maduro) a suspender la agenda de manifestaciones que tenían contra el mandatario del país caribeño, entre ellas, el “juicio político” anunciado por la Asamblea Nacional contra Maduro, así como la marcha que estaba convocada para este jueves y que tenía como fin llegar hasta el Palacio Presidencial de Miraflores.

El parlamento de mayoría opositora anunció este martes que “por unos días” fue pospuesto el debate para determinar la responsabilidad política de Maduro en la ruptura del “hilo constitucional” en el país. El diputado jefe de la bancada opositora, Julio Borges, pidió en el hemiciclo diferir el debate “dado el hecho de que en las últimas horas el Vaticano ha entrado formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país”.

Asimismo, el presidente del parlamento Henry Ramos Allup señaló que la suspensión de las actividades de calle contra el Gobierno de Maduro es por pocos días, ya que si el diálogo no da resultados, la oposición se levantará de la mesa de conversaciones. “Si pasan unos pocos días, 10, 12 días y no tenemos resultados, pues tendremos que pararnos y cada cual seguirá activando sus propios mecanismos”. sentenció.

Además, apuntó que para el próximo 11 de noviembre está pautada otra reunión entre las partes y que luego de eso verá si “está marchando o no” lo que ha propuesto la oposición en el espacio.

[pullquote]El Vaticano ha entrado formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país[/pullquote]

Ramos Allup consideró que es “legítimo y comprensible” que la contraparte plantee diferir la discusión sobre “la ruptura del hilo constitucional”, mientras la mesa de diálogo se está llevando a cabo y aseguró que al chavismo le preocupa la que pueda decir la comunidad internacional ante lo que pueda ser discutido en el parlamento sobre este tema.

Por su parte, Maduro celebró la suspensión de las actividades de calle en su contra y felicitó a los opositores por haber tomado “decisiones sensatas” como resultado del primer día del diálogo, luego de que se instalara el sábado en un hotel ubicado en Caracas.

Sin embargo, el mandatario venezolano aseguró que el proceso que pretende emprender la Asamblea Nacional en su contra es “ilegal e inconstitucional” y también apuntó que quien llame a marchar hasta el palacio presidencial de Miraflores es un “criminal”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close