Ordenaron represión en estadios de Uruguay | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      

Ordenaron represión en estadios de Uruguay

Uruguay.- El célebre partido del pasado día domingo, llevó a que el gobierno de Uruguay volviera a examinar la política de seguridad dentro de los estadios. Hasta ese día, el Ministerio del Interior se había conservado firme en su postura de que la Policía no debe encontrarse dentro de las tribunas, sino que son los ordenadores del espectáculo, los clubes, los que permanecen exigidos a vigilar y fiscalizar la seguridad en las gradas. Sin embargo, los últimos acontecimientos en la tribuna Ámsterdam (que el domingo fue una franja liberada sin figura policial) condujeron a que la cúpula del Ministerio del Interior se replantear la representación y el lugar donde afrontar a los barrabravas.

Los argumentos para que los entes policiales no se encuentren en las tribunas son dos: en primer lugar, el productor de todo evento privado (un partido de fútbol lo es) debe encomendarse la seguridad; en segundo lugar, como expresó ayer el subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, “la representación de la Policía en la tribuna resulta un elemento que a veces forja más violencia”. El modelo inglés, en el que se asentó el ministerio para precisar su política de seguridad, exhorta que la Policía no permanezca en las gradas, sino que efectúen ese rol guardias de seguridad privados.

El ministerio analizará reestructurar ese modelo. “Uno puede valorar la actuación de la policía en las gradas y luego cotejar sin la presencia de efectivos en el área”, explicó ayer el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en entrevista de prensa.

Lo que llevó a Bonomi a trazarse de nuevo el asunto fue la baja cantidad de hinchas que concurrieron el domingo a la tribuna Ámsterdam, donde se sitúa la barrabrava de Peñarol y donde se reunieron los hechos más violentos de los últimos períodos. En un clásico típico asisten entre doce mil y dieciséis mil personas a esa tribuna, expuso Bonomi, pero para este particular clásico se vendieron un tercio de esas entradas. Con la tribuna colmada, la mediación policial suele guarnecer un daño colateral significativo. El rector de la Guardia Republicana, Alfredo Clavijo, recordó que un hincha de Nacional quedó ciego por un escopetazo de un funcionario en una tribuna durante un clásico.

No obstante, si la tribuna no se encuentra llena, la intervención policial puede resultar más efectiva y menos perjudicial. “Me proporcionaron un mensaje el otro día. La gente de bien no quiere acompañar la tribuna con los barrabravas. Había una tercera parte de los que asisten regularmente en los clásicos en la tribuna Ámsterdam. Y con la tercera parte, uno puede valorar diferente si está la Policía o no están los funcionarios”, señaló el ministro. “No le pidan de ahora en adelante a los entes policiales que se mantengan tranquilos cuando ocurran las cosas que pasaron el otro día”, añadió. “Si la Policía va a entrar a una tribuna orientada a emitir gases, antes va a establecer que es un partido inseguro y se va a notificar”, certificó.

Comments

comments