Internacionales

OTAN expulsó diplomáticos rusos por el ataque Skripal

La organización expresó solidaridad con el Reino Unido

La Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) expulsó siete (7) diplomáticos rusos por el envenenamiento de Sergéi Skripal, exespía, en Salisbury, sur de Inglaterra.

Este martes, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, anunció que se negaron las acreditaciones solicitadas.

A través de una rueda de prensa, el secretario informó “hoy he retirado la acreditación a siete empleados de la misión rusa ante la OTAN”. También recalcó “denegaré la solicitud de acreditación pendiente para otros tres”.

Asimismo, Stoltenberg aseguró que se reducirá en diez miembros como máximo la representación rusa ante la Alianza, quedando de este modo compuesta por veinte personas, luego de las salidas publicas este martes.

Con el fin de dejar claro a Rusia que toda decisión tiene consecuencia, debido a su patrón de conducta, producida por una respuesta constructiva por lo sucedido el pasado 4 de marzo, el ex primer ministro de Noruega recalcó que esa conducta ocasionó la decisión presentada este martes.

Stoltenberg aseguró que la respuesta de la Alianza por el envenenamiento, no genera un cambio con las relaciones que lleva el organismo con Rusia.

Rusia  cuenta con una misión diplomática ante la OTAN, lo que facilitará el dialogo político entre la OTAN y Rusia.

De este modo, el secretario recalcó que con anterioridad no se había presentado casos como el ataque a Skripal, donde se usó a un agente nervioso en el territorio de la Alianza.

También recalcó que veinticinco países miembros de la OTAN han expulsados alrededor de 140 funcionarios rusos por envenenamiento.

La OTAN  solicitó a Rusia el 14 de marzo, abordar  las preguntas que el Reino Unido  planteó por el caso del envenenamiento. De igual modo solicitó una explicación completa  del programa que creó el victimario.

Los sucedido

El exespía, Sergéi Skripal, de 66 años, fue envenenado el 4 de marzo, junto a su hija, en su casa, tras estar expuesto a un gas nervioso.

La policía antiterrorista británica informó que al espía y su hija, los envenenaron “intencionalmente con el fin de causarle la muerte”.

Tras estos incidentes, expertos determinaron que la sustancia hallada en el gas la fabricó Rusia.

Artículos relacionados

Close