Panaderos rechazaron medidas tomadas por el Gobierno

Venezuela- El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, informó que las 709 panaderías que funcionan en Caracas deben  utilizar el 90% de la harina en la elaboración de pan en diferentes presentaciones como canilla, francés o campesino y solo el 10% para dulces y cachitos.

El Aissami declaró en el programa Los Domingos con Maduro que aquellas panaderías que no cumplan con la medida serán ocupadas por el Gobierno y enviadas a los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (CLAP). Tareck añadió también que esta decisión fue tomada para brindarles a los ciudadanos la oportunidad de que puedan comprar todo el día pan sin ningún tipo de inconvenientes.

 Cada panadería debe tener en su inventario mensualmente 300 sacos de harina y tienen que usar de dichos sacos 10 diariamente

Por otro lado, la empresaria y excandidata presidencial María Bolívar opinó que  antes de amenazar con expropiar las panaderías el Gobierno debe primero proveer azúcar, manteca y harina para que el sector panadero pueda funcionar correctamente. Bolívar le hizo un llamado al Gobierno para que realice un censo en donde cada panadería pueda comunicar los problemas que presenta y pueda llegar a mejorar su situación.

Entre las medidas tomadas por el Gobierno de Venezuela se encuentra que cada panadería debe tener en su inventario mensualmente 300 sacos de harina y tienen que usar de dichos sacos 10 diariamente. Trabajadores de panaderías opinaron, que no apoyan los requisitos exigidos por el Gobierno ya que dicha cantidad de harina no es suficiente para cumplir con la realización de panes diariamente debido que se necesitan entre 15 y 30 sacos todos los días.

Dueños de panaderías aseguraron que no pueden realizar directamente algún tipo de reclamo, denuncia o protesta debido a que si el Gobierno identifica el nombre del local pueden continuar quitándoles los pocos beneficios que presentan e incluso cerrar el negocio.

Ciudadanos expresaron que esta es una nueva medida implementada por el Gobierno para seguir acaparando todos los sectores del país y así disminuir los negocios independientes, ya que para el Gobierno es más sencillo quitarle la panadería a los dueños que crear nuevas sedes. También venezolanos consideraron que se disminuyen las posibilidades de elección en las compras en panaderías.

 

 

 

The following two tabs change content below.