Para Malcorra la integración debe ser equilibrada

Argentina.- Para la ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, Susana Malcorra, la integración es un proceso que debe ser planificado y hecho con equilibrio, para que no priven los intereses de unos países sobre los de otros.

Así lo indicó la canciller durante su intervención en el Summit Argentina, organizado en Buenos Aires por la revista The Economist.

Malcorra: No deben privar los intereses de unos países sobre los de otros

Para la funcionaria la integración no es sinónimo de “abrirse a tontas y a locas, sino decidir donde están nuestros intereses y defenderlos”.

Malcorra aseguró que está de acuerdo con la creación de un acuerdo de libre comercio con Mercosur y la Unión Europea, pero esta última instancia debe entender que sus intereses no están por encima de los de Argentina, por lo que la agroindustria deberá formar parte de cualquier tratado.

La ministra recalcó que se deben establecer nuevos esquemas que permitan un equilibrio entre las naciones  y no una “estampida”, que impulse proyectos que no sean beneficiosos para ambas partes.

Para la funcionaria no hay posibilidades de integración completa con los países integrantes de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) en el corto plazo, pues sus situaciones son en este momento asimétricas.

También recalcó que, aunque con cautela, la apertura que hizo el Gobierno de Mauricio Macri, demostró que para el país austral “estar cerrados al mundo no nos ha traído buenos resultados”.

La selectividad mal aplicada en los procesos de integración conduce al proteccionismo, el nacionalismo y el pupulismo, tres temas en los que Argentina tiene amplia experiencia y sabe que no resulta nada bueno de ellos, aseveró.

Malcorra expresó que es preciso estar alerta ante las oportunidades que se presenten y reaccionar de manera rápida y certera, usando el Mercosur como una plataforma para abrirse a nuevos mercados, como es el caso de México, que está viendo a otros países, ahora que su relación con Estados Unidos se tornó tan complicada.

También recalcó que la relación entre las naciones de la región lamentablemente no ha sido todo lo productiva que cabría esperar, pues tanto el comercio, como las inversiones, siguen en niveles extremadamente bajos.