Pareja de mujeres denunció a conductora de bus escolar

Estados Unidos.- En Orlando, una pareja de mujeres hizo pública una denuncia a una conductora de bus escolar, por haberle dicho a su hijo que “irá al infierno”.

La familia homoparental que habita en Estados Unidos denunció el caso de discriminación por motivos de orientación sexual que sufrió su hijo por parte de la conductora del bus escolar que usa el menor para ir cada día a su centro educativo.

Nathaly Fitner es una de las madres del menor que fue objeto del caso de discriminación homófoba, quien denunció públicamente que Violeta Jacobo, conductora del bus escolar que transporta a su hijo al centro escolar en el que cursa sus estudios, lo acosó con mensajes homófobos, indicando entre otras cosas que su familia “irá al infierno” por ser del mismo sexo.

Nathaly expresó que su hijo, tras ser víctima de forma reiterada de dichos mensajes homófobos por parte de Jacobo, llegó a casa pidiendo a sus madres que se separaran para evitar que la familia fuera al infierno.

Fitner, preocupada por la actitud homófoba del niño cuando el mismo ha sido educado en una actitud de respeto hacia la diversidad de cualquier tipo, comenzó a preguntar al menor hasta que el mismo dio a conocer la actitud con que le trata la conductora del bus escolar. 

No entendía por qué nos decía eso cuando siempre ha estado muy orgulloso de sus dos madres. Seguí preguntándole por qué se sentía de esa manera pero inicialmente solo continuaba diciéndonos por qué no debíamos seguir juntas si no queríamos acabar en el infierno”, señaló Nathaly a los medios de comunicación.

La madre del pequeño supo lo que sucedía en realidad cuando el menor llegó un día con una tarjeta de un grupo local vinculado a los Testigos de Jehová que le dio la conductora del bus a su hijo.

El niño llegó a casa con dicha tarjeta y pidió a sus madres que miraran los vídeos publicados en la página web de dicha agrupación local de los Testigos de Jehová, diciendo que “a Dios no le gusta lo que hacéis y, si seguís así, no tendremos acceso al Cielo”.

Desde el distrito escolar en el que cursa sus estudios el menor, instaron a la conductora del bus a respetar el Código de Conducta aprobado en la región estadounidense para el personal que está en contacto con los estudiantes. A pesar de esto, no han decidido despedir ni cambiar de puesto a la citada trabajadora.

 

The following two tabs change content below.

Comments

comments