Personas LGBTI sufren tratos crueles en refugios de Centroamérica

Colombia.- Personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) huyen de sus países por recibir tratos crueles, con destinos a refugios de Centroamérica. 

Refugiados de El Salvador, Guatemala y Honduras, países atacados por la violencia, exponen a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) a ser víctimas de malos tratos.

La vida de las personas LGBTI corre peligro porque las autoridades de sus países no las protegen, las dejan a su suerte, y no les dejan otra opción que huir para salvaguardar su vida.

Sin embargo, al buscar otros destinos colocan en peligro sus vidas  sobre todo los que van hacia México, así lo sostuvo Amnistía Internacional en un nuevo informe publicado recientemente.

El informe Sin lugar que me proteja de Amnistía Internacional deja al descubierto los tratos crueles que sufren los refugiados que huyen porque son víctimas de la discriminación.

LGBTI sufren tratos crueles 

Bandas delincuenciales de El Salvador, Guatemala y Honduras mantienen en alerta a las personas LGBTI.

Así lo informa el informe de Amnistía Internacional, que además menciona los abusos que sufren los refugiados durante el recorrido antes de llegar a  los refugios.

Al parecer, son insoportables las calamidades que deben sufrir los refugiados. Muchos son víctimas de detenciones prolongadas y sistemática de personas migrantes con destino a Estados Unidos.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, revela que “la identidad de género ha hecho que muchas personas en Centroamérica sufran terribles discriminaciones”.

“También viven aterrorizados en sus países de orígenes. Sin embargo, cuando buscan refugio en otros países son víctimas y se vuelven más vulnerables”, dice la representante de Amnistía Internacional.  

A su modo de ver es “criminal como Estados Unidos y México miran a estas personas víctimas de violencia extrema”.  

Las tasas de homicidio de personas LGBTI son las más altas del mundo con 81,2 por cada 100.000 habitantes en El Salvador.

Le sigue Honduras con una tasa de asesinatos de 58,9, y Guatemala con 27,3.

¿Por qué huyeron estas personas? Los afectados indican para Amnistía Internacional que huyen porque los extorsionan, asesinan, y agreden físicamente.  

Ante ese escenario las bandas criminales no les dejan más opciones a los refugiados que huir en busca de tranquilidad.