PIT-CNT proyectó abrir sedes barriales

Uruguay.- Si bien el año 2016 fue un período de fuertes cruces con la administración actual, el Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT) hizo valer sus reclamos y modificó la orientación de las políticas públicas en tres conformidades: las pautas salariales, el arreglo fiscal y los recortes pronosticados para la educación.

Photo by jikatu

Actualmente, de cara a un nuevo año en la dirección de Tabaré Vázquez, que poseerá una Rendición de Cuentas con trascendencia presupuestal y que la central obrera augura como “clave”, el PIT- CNT necesita propagar y fortificar al movimiento obrero hacia su interna. Logrado esto, se dispone a promover nuevos cambios en las políticas laborales.

Según reseña el diario El Observador de Uruguay, el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT se congregará de manera próxima y por primera vez en el año, para dar inicio a las definiciones de las líneas sobre las que laborará durante los próximos meses. Entre los elementos a contender se evaluará la preparación de un plan cuya finalidad es acrecentar la cantidad de asociados sindicales, así como aumentar las redes de relación con la ciudadanía.

“Nos encontramos pensando en una causa que nos enlace con el pueblo, con el propósito de ampliar las fuerzas que representa el movimiento sindical”, expresó a El Observador el secretario ejecutivo del PIT-CNT, Marcelo Abdala. La idea es¿ cuya fuerza “repercuta en el movimiento sindical“, declaró el dirigente.

La campaña

Según el referido diario uruguayo, la campaña poseerá diferentes aristas, pero la postura principal de la central obrera se encontrará centrada en fortificar el vínculo con la gente a través de una mayor representación del PIT-CNT en el territorio. Para eso, además de endurecer los plenarios departamentales, Abdala planteó la posibilidad de expandir esa presencia con una dirección del PIT-CNT en la ciudad de Montevideo, así como también delegaciones zonales en diferentes barrios de la ciudad capital.

El sindicalista expresó que la idea es establecer “ámbitos intersociales no partidarios” en los que el personal sindical pueda vincularse con los vecinos y establecimientos del barrio. “Que intervenga sindicalmente cercano a los barrios, a la iglesia, a los centros educativos, a la radio comunitaria, las delegaciones de fomento, todo lo que haya de ordenación”, manifestó Abdala.

 

Comments

comments