Internacionales

Polémica por festival de carne de perro en China

En la ciudad meridional de Yulin en China, se llevó a cabo -como cada año- el tradicional festival de carne de perro, donde se puede adquirir la proteína de los canes en diferentes establecimientos y restaurantes. Esto puede hacerse desde primeras horas de la mañana y bajo custodia de la policía local y representación de medios internacionales.

En días previos al evento, vendedores y expendios de comida ocultaban la palabra “perro” de sus ofertas de platos y comidas. El ambiente era tenso en Yulin,  se podía observar a los habitantes y ciudadanos, que se desplazaron de otras partes de China, resguardar su derecho a celebrar esta tradición, mostrando su desacuerdo con la presencia de periodistas y asociaciones defensoras de animales.

Diferentes grupos de activistas se acercaron al mercado, donde se encontraron  perros aglomerados en pequeñas jaulas.

[pullquote]Para liberar a algunos de ellos debían pagar de 500 a 700 yuanes (de 76 a 106 dólares) por animal.[/pullquote]

A pesar de las riñas, no se produjo ninguna alteración del orden público y los asistentes al festival pudieron celebrar como cada año el solsticio de verano comiendo carne de perro, siguiendo la creencia de que este tipo de alimentación ayuda a combatir el calor y es beneficioso para el cuerpo.

Tradición polémica

Entre dos mil y cuatro mil perros son sacrificados, tradicionalmente golpeados con barras de metal, entre el 21 y 22 de junio de cada año.  También, cientos de animales han sido matados de forma previa, por lo que la cifra total resulta mayor.

Existe un gran mercado negro de carne de perro en China que alimenta esta iniciativa de “festival”, cada vez más impopular. Resulta difícil erradicar la antigua costumbre de comer carne de perro en un país de creciente desarrollo y modernización. Al igual que es complejo disipar el valor de muchas formas de la medicina tradicional china que utilizan partes de algunos animales en peligro de extinción, como los rinocerontes y los tiburones.

Los activistas no sólo denuncian la práctica de comer carne del “mejor amigo del hombre”, sino también el maltrato al que son sometidos durante esta festividad. Resaltan el hecho de que esta tradición ayude a promover un mercado ilegal que opera en todo el territorio Chino.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close