Ponen en venta la lujosa mansión de Juan Gabriel

La coloquialmente conocida como La Mansión de Juan Gabriel, en Las Vegas, EE.UU, fue puesta a la venta este fin de semana y sus allegados esperan que sea adquirida por una familia hispana, ya que era el deseo de la estrella.

El inmueble es la casa número 2801 de la calle Pinto Lane, de 23.000 pies cuadrados, con 20 habitaciones y número similar de sanitarios.

Además, posee una casa principal, teatro, dos piscinas, anexos, así como túneles y pasadizos que conectan a toda la mansión.

Sin dejar de mencionar el restaurante y una discoteca subterránea en la que, según cuentan amigos del artista, este recibía frecuentemente al “Rey del Pop”, Michael Jackson, quien en algún momento se hospedó en una de las casas de la mansión.

 

En este lugar, Juan Gabriel solía dedicarse a la composición, fabricar vitrales y recibir a sus seres más cercanos.

También es conocida como una de las propiedades icónicas del Distrito Histórico de Las Vegas y como el hogar donde pasó más tiempo la estrella.

 

 

Un lugar lleno de recuerdos

De acuerdo con Pablo Castro, amigo del cantante, la casa cuenta con muebles y decoración elegidos por Juan Gabriel, así como una caja fuerte que quedará para los nuevos inquilinos.

 “Es posible que pronto arribe alguien que aprecie no solo las características propias del lugar, sino que también entienda el valor de toda la memoria que hay dentro”, afirmó Castro.

El inmueble fue vendido en 2014 a una inversionista, para ese momento Juan Gabriel confesó a su amigo que su sueño era que una familia hispana lo adquiriera.

Se pudo conocer que el nuevo propietario debió cancelar cientos de miles de dólares en impuestos atrasados para poder remodelarla, labores que tuvieron un costo de $2 millones.

En la actualidad, la vivienda se lanzó al mercado por un valor de $4 millones, lo que no solo incluye las edificaciones y terreno, también los objetos del “Divo de Juárez”.

Entre las ofertas iniciales por la propiedad, la mayor alcanzó los $ 2,8 millones, pero los dueños actuales no desean venderla en un precio menor al anunciado.