¿Por qué los huracanes tienen nombres de personas?

Con el paso del catastrófico huracán Irma por la franja del Caribe y Florida volvió a germinar la interrogante de por qué estos fenómenos meteorológicos son apodados con nombres de personas. Este hecho, que brotó como costumbre, esencialmente por creencias religiosas, se fue extendiendo y finalmente apadrinado por la Organización Meteorológica Mundial.

Según reseñó el portal Cromo, La costumbre fue difundida por el meteorólogo y experto británico Clement Lindley Wragge, quien a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX se cristalizó como un referente mundial en el área de meteorología. Lindley manipulaba nombres de mujeres, y esa relación  de nomenclatura se conservó hasta que, en el año 1979, se constituyeron también nombres masculinos.

No obstante, este sistema no fue pensamiento ni concepción original del meteorólogo, sino que se inspiró en un antiguo hábito de bautizar huracanes y tormentas con el nombre de santos o santas obedeciendo a la fecha del fenómeno. Cabe recordar que en algún tiempo se profesaba que este tipo de desastres naturales eran una sanción divina.

Lo seguro es que Lindley acreditó la nomenclatura hasta que en el año 1979 definitivamente fue adoptada por un organismo internacional: la Organización Meteorológica Mundial. Así, dicha organización resolvió crear listas alfabéticas con designaciones para denominar los fenómenos que se originarían en los siguientes seis años.

Resultado de imagen para huracan

Según los especialistas y expertos, si se manipulara una denominación técnica a las personas les costaría mucho más percibir de qué se trata y acordarse su nombre. Precisamente por esta razón siempre se busca que sean nombres naturales y fáciles de recordar.

Los nombres nacen tanto del inglés como del español y el francés y no deben traducirse para impedir confusiones a la hora de orientar e informar. Al mismo tiempo, en el caso de huracanes que hayan derivado muchas pérdidas de personas como el Katrina (acontecido en el pasado año 2005 y considerado uno de los más mortales de la historia), dicho nombre es retirado de la lista y no se vuelve a manejar.

La NASA colocó drones a cazar huracanes

Por otra parte dos drones militares reconvertidos en exploradores de tormentas tropicales y huracanes serán colocados a volar por la NASA, con el propósito de desentrañar los íntimos secretos de estas gigantes depresiones meteorológicas y mejorar las previsiones atmosféricas.