¿Por qué los tatuajes son permanentes?

Cada vez que el tatuador “pincha” la piel deja un marca permanente que se produce por medio de una infección crónica

El nombre o la cara de mamá o de un familiar, la nombre de tu ex novio/a o simplemente un dibujo que te gustó y te llamó la atención. Sea lo que sea, si siempre te preguntaste porqué los tatuajes son permanentes, es momento de aclarar tus dudas.

El sitio Muy Interesante dice que la permanencia se produce porque a nivel celular, el depósito de pigmentos que los forman se comporta como una especie de infección crónica. Dicha infección se produce cuando el artista tatuador “pincha” la piel con la aguja, de esta manera lo que hace es atravesar la epidermis (la capa superficial), penetrando unos centímetros hasta alcanzar la dermis: tejido que está cubierto de nervios, folículos pilosos, glándulas sudoríparas y vasos sanguíneos.

En ese momento, se forma una pequeña herida que alerta al sistema inmunológico desencadenando el correspondiente proceso inflamatorio. Inmediatamente, unas células defensoras del organismo llamadas “macrófagos” acuden al rescate y comienzan a consumir la tinta en intento de eliminar el objeto extraño del cuerpo, ignorando que ese accionar las teñirá para siempre.

Luego, los pigmentos sobrantes son absorbidos por los fibroblastos, células del tejido conjuntivo encargadas de secretar las proteínas elastina y colágeno. Como nacen y mueren sin moverse del sitio, también quedarán coloreados para los restos.

En conclusión, que los tatuajes queden para siempre adheridos a la piel se corresponde con el hecho de que la tinta profundiza en la dermis, cuyo metabolismo no renueva las células como sí lo hace la epidermis, por lo cual la tinta no se elimina y los tatuajes permanecen durante toda la vida salvo que se quiten mediante técnica láser.

Y ese es otro asunto. La técnica de borrado por láser puede servir para aquellos que se arrepienten de haberse tatuado, pero el tratamiento para borrarlos puede ser doloroso, caro y lento. Sobre todo si que son de varios colores y de gran tamaño, volviéndose casi imposibles de borrar. El factor color es un obstáculo para la eliminación, al contrario de lo que se podría pensar. No es el negro el más difícil sino los verdes, púrpuras, rojos y amarillos.

El método de borrado por láser lo que hace es  romper las partículas del color en porciones mucho más pequeñas, que son más tarde eliminadas por el sistema linfático. 

The following two tabs change content below.
Ana Belén Juanto

Ana Belén Juanto

Estudiante de Comunicación Social (UNR). Amante de la música y la tecnología.