Prados marinos reducen la contaminación

Estados Unidos.- A través de un estudio publicado este viernes en la revista Science, los prados marinos de algas ayudarían a reducir la gran cantidad de bacterias contaminantes en mares y océanos, una virtud que les convierte en una especie de salvavidas de corales y otras criaturas acuáticas, según afirmaron expertos.

La publicación indicó que aunque las propiedades de las algas se conocen desde hace tiempo, el estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Cornell en Nueva York, reveló que las zonas acuáticas con prados marinos registran hasta la mitad de contaminación que el resto.

Se precisó además la incidencia en el ecosistema marino. “Parece que los prados marinos combaten las bacterias, y este es el primer estudio que evalúa cómo ese ecosistema costero alivia las enfermedades asociadas a los organismos marinos”, dijo en un comunicado Joleah Lamb, que lideró la investigación.

Se estimó que todo inició con otro estudio en las islas Spermonde, ubicadas en el centro de Indonesia, cuando todos los investigadores que analizaban la salud de los corales cayeron enfermos de disentería y otro de fiebre tifoidea. “Experimenté de primera mano como las amenazas a la salud de los humanos y de los corales están relacionadas”, explicó el biólogo Drew Harvell, de la Universidad de Cornell, que participó en la investigación.

Un regreso con múltiples resultados

Del mismo modo, según la revista científica el resultado que arrojó sus muestras fue que el agua de las playas multiplicaba por diez los niveles de exposición estándar, mientras que en las zonas con prados marinos registró niveles inferiores. “Nos mostró lo que había en el agua. El hermoso océano se veía con agua azul-verdosa, pero en realidad estaba lleno de peligrosa contaminación”, subrayó Harvell.

Asimismo, también se analizó más de 8.000 corales y halló que los arrecifes cercanos a prados marinos registraban la mitad de enfermedades que los otros. “Millones de personas dependen de arrecifes de coral sanos para su comida, ingresos y cultura”, dio a conocer la investigadora.

Aunque el hallazgo abre las puertas a la protección de los prados marinos, el principal problema es que desde 1990 su superficie se ha reducido un 7 % de media cada año.

Comments

comments