InternacionalesUruguay

Prisión preventiva agravará caos en cárceles de Uruguay

Uruguay.- Los sindicatos del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) y del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (INISA) aseveraron en el Parlamento que el sistema de reclusión juvenil y de cárceles se encuentra en una situación de “caos”.

Según constó en la versión taquigráfica de la reunión de la Delegación de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes del primero de noviembre, los actores sindicales aseveraron que los proyectos de inserción laboral, instrucción y salud para los jóvenes recluidos “se fueron desarticulando” durante la gestión de Gabriela Fulco al frente del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente.

“En este momento prácticamente lo que existe es un depósito de gurises, con una muy buena difusión hacia el exterior, sobre todo por parte de la presidenta, que tiene un muy buena relación con los organismos internacionales. Pero en realidad, dentro de la institución (salvando ciertos servicios que se vienen prestando desde hace muchos años, como el hogar Ituzaingó, el Granja, el Desafío y el centro femenino), el resto de los servicios es permanentemente un caos”, opinó el representante del sindicato del INAU (SUINAU), Joselo López.

López auguró que si la situación persiste incambiada, “los gurises se van a lesionar mal y se van a matar entre ellos”. En ese marco, a los trabajadores les corresponde intervenir para evitar estos líos y terminan lastimados”, afirmó.

El representante del sindicato del INAU (SUINAU), Joselo López recordó que en una semana hubo cuatro trabajadores que debieron ser atendidos en el Banco de Seguros del Estado; dos de ellos fueron calcinados con Jugolín caliente en el centro Sarandí, una trabajadora fue sacudida y uno recibió cuatro puntazos en el centro Ser.

cárceles

Atención a los reclusos en las cárceles

Según reseñó La Diaria, López afirmó que durante los últimos dos años 160 trabajadores debieron ser atendidos en el sanatorio del Banco de Seguros del Estado.

La secretaria de Derechos Humanos del SUINAU, Tatiana Antúnez, concordó con López en que “cuando los adolescentes salían a trabajar y a estudiar, a efectuar actividades culturales fuera de los centros con horarios amplificados, de puertas abiertas, las cosas eran distintas”.

Hoy nos encontramos hablando de que existe un gran número de compañeros y de compañeras en el Banco de Seguros del Estado. Existe un gran número de circunstancias que no venían aconteciendo, vinculadas con las fugas y con los motines, con todo lo que eso involucra para la vida de los adolescentes. A un adolescente una fuga puede costarle su vida. Eso es responsabilidad de todos”, sostuvo.

Artículos relacionados

Close