Producción de pan contribuye al calentamiento global

Según una exploración realizada por la Universidad de Sheffield y publicada en la revista científica Nature, la elaboración de pan tendría un impacto negativo ya que contribuye a crear más gases de efecto invernadero.

Quizás sea una mala noticia para todos los que son amantes del pan y particularmente para aquellos que se preocupan por el cuidado del planeta. Según un estudio, la producción de este alimento tendría un efecto negativo en el medioambiente.

Los encargados de llevar a cabo el estudio analizaron el proceso completo de la elaboración del pan y descubrieron que el fertilizante de nitrato de amonio utilizado en el cultivo del trigo es el responsable del 43 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera la producción del pan.

“Normalmente, los consumidores ignoran el impacto medioambiental que tienen los productos que compran, sobre todo en el caso de la comida, de la que suelen estar más preocupados por si es saludable o por si ha sido hecha sin repercutir en el bienestar animal… Quizás son conscientes de la contaminación provocada por el plástico del embalaje, pero mucha gente se sorprendería del gran impacto medioambiental revelado en este estudio. Cada barra de pan contribuye al calentamiento global a causa del fertilizante utilizado por los agricultores para incrementar la cosecha de trigo”, afirma Liam Goucher, científico y principal responsable de la investigación.

Actualmente el desafío consiste en descubrir métodos de elaboración más sustentables y amables con el medioambiente, más aun teniendo en cuenta la gran cantidad de las producciones agrícolas en el mundo que utilizan fertilizantes.

El principal responsable de la investigación, el científico Liam Goucher, manifestó que “normalmente los consumidores ignoran el impacto medioambiental que tienen los productos que compran, sobre todo en el caso de la comida, de la que suelen estar más preocupados por si es saludable o por si ha sido hecha sin repercutir en el bienestar animal”.

Aproximadamente un 62% de las producciones agrícolas mundiales crecen con la ayuda de fertilizantes, lo que supone más de cien millones de toneladas de fertilizantes al año, algo que los científicos calificaron como un grave problema.

 

 

 

 

The following two tabs change content below.