Internacionales

Protesta en Kenia deja dos muertos

Kenia.-  Al menos dos muertos dejan las protestas de este lunes contra fraude electoral.

Tras la nueva jornada de protestas contra las autoridades electorales de Kenia, al menos dos personas murieron y otras cinco resultaron heridas de gravedad durante la mañana de este lunes.

La oposición ha acusado a estas personas de haber pactado el amaño de las elecciones presidenciales de 2017 con los gobiernos.

Según el Ministerio de Interior,  estas protestas que no estaban notificadas para su autorización, fueron convocadas  semanas tras semanas por la Coalición para la Reforma y Democracia (CORD), la principal formación opositora del país africano.

Al igual que protestas realizadas anteriormente, la policía ha dispersado a la multitud en Nairobi, Mombasa, Kisumu y Siaya con gases lacrimógenos y palos de madera. Según los informes de los medios locales, en esta última ciudad de han registrados los casos más violentos y graves, con una persona fallecida por herida de bala y cinco heridos de gravedad.

La segunda muerte ante las protestas se registró en la ciudad de Kisumu, la víctima mortal al parecer fue aplastada por otros manifestantes mientras intentaban huir de las fuerzas policiales que arremetían contra ellos.

Una semana antes, en la ciudad de Nairobi, la Comisión de Derechos Humanos de Kenia (KNCHR) informó acerca de un manifestante muerto a causa de una violenta paliza propinada por las fuerzas policiales, los cuales desplegaron decenas de agentes y vehículos blindados para evitar el acceso a la sede de la Comisión electoral.

La oposición mantiene su acusación hacia el presidente de esta Comisión, Isaac Hassan de apoyar al presidente del país y estar confabulado con la alianza gobernante Jubilee para arreglar las elecciones como según sus criterios, lo hicieron en el año 2013.

Durante las elecciones de aquel año, la coalición de Kenyatta ganó con un poco más de 50% de los votos, lo necesario para evitar tener que ir a una segunda vuelta electoral, en unos comicios relativamente pacíficos que hicieron olvidar las  manifestaciones violentas  cometidas durante el tiempo poselectoral de 2008 en las que al menos unos 1.200 personas murieron.

La cantidad de problemas registrados por el sistema de recuento electrónico han generado un gran controversia entre la oposición, quienes ha acudido a la justicia para denunciar el fraude pero que no han tenido una respuesta positiva debido a que el Tribunal Supremo consideró que no había suficientes pruebas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close