Internacionales

Puigdemont advirtió al PP, PSOE y Ciudadanos que les pasarán por encima

Los principales líderes políticos españoles se oponen a la investidura de Puigdemont, e incluso desde el Gobierno le dicen que no tendrán contemplación con él

La tensión es lo que más aflora en la política española. Desde el exilio, Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña, ha cargado contra quienes lo han señalado incluso de ser una “farsa” con una advertencia.

Los enfrentamientos discursivos son constantes hasta el punto de que los líderes de los principales partidos políticos del país coinciden en sus posturas de total y férrea oposición a las intenciones de Cataluña de separarse de España.

Es por ello que Puigdemont, asilado en Bruselas, Bélgica, advirtió al Partido Popular (PP), al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y a Ciudadanos (Cs) que “les acabarán pasando pacíficamente por encima”, publicó en su cuenta de Twitter y luego reseñado por la agencia Europa Press.

¿Todos contra Puigdemont?

Los principales medios de comunicación de Cataluña reseñaron los comentarios de los dirigentes políticos españoles más prominentes.

José Manuel Villegas, de Ciudadanos, aseguró que “si fuera por nosotros, harían un referéndum de independencia en cada comunidad”, publicó el diario catalán El Puint Avui.

Albert Rivera, presidente de Cs, dijo que seguirá “defendiendo” la aplicación del artículo 155 “mientras no haya un Govern formado dentro de la ley”, reseño NacióDigital.

Íñigo Méndez de Vigo, aliado del presidente Mariano Rajoy, advirtió que “no tendremos contemplación con Puigdemont”, reseñó el diario El Món.

José Bono, del PSOE, dijo que es “un buen día para la unidad de España por la petición de Rajoy de mantener la aplicación del 155 sobre Cataluña”, reseñó también El Món.

Ciudadanos es catalán pero se opone a Puigdemont

Villegas, uno de los principales líderes de Cs junto a Rivera, le dejó claro al líder independentista que no habrá más referéndums por no ser de su partido.

Ciudadanos cree en la autoderminación catalana por ser un partido originado en esa región, pero apuesta por una salida constitucional y no por la vía subversiva del movimiento Junts per Cat.

Aun así, Puidgemont sigue firme en su convicción de volver a ser el presidente de la Generalitat incluso desde la distancia y mediante lo que llama una “investidura telemática”. El escenario político español se pone cuesta arriba para la gesta secesionista catalana.

Artículos relacionados

Close