Curiosidades

Pulpo Inky se fuga del acuario

Nueva Zelanda.- El pulpo Inky se escapó de el Acuario Nacional de Nueva Zelanda en horas de la noche, justamente cuando el personal del acuario no está presente. El pulpo recorrió dos metros en el suelo.

El pulpo Inky pudo empujar y meterse por un diminuto hueco de la red que se encarga de cubrir su tanque y se desplazó casi dos metros por el suelo hasta llegar a un desagüe.

Inky posee un cuerpo del tamaño de una pelota de rubgy, así que fue bastante astuto para estirarse y quedar apretado para poder trasladarse por el agujero. Desde este lugar recorrió alrededor de 50 metros hasta volver al océano Pacífico.

La única evidencia que dejó hace tres meses fue un camino húmedo, lo que le permitió a los trabajadores del acuario imaginar su astuta huida. Al pulpo no se le ha observado desde su escape.

La historia del pulpo Inky comienza en el cayo de Pania, en el mar y a varios metros del acuario. Un pescador lo descubrió en una trampa para langostas. El pulpo fue atacado, posiblemente por la langosta o algún otro tipo de pájaro, y varios tentáculos estaban por la mitad.

Después de doce meses de recuperación en el Acuario Nacional, el pulpo poseía una salud increíble, afirmó Rob Yarrall, director del acuario.

La inteligencia de Inky captó la atención de todos los trabajadores del lugar.

Como todos sabemos, los pulpos no poseen huesos, lo que les facilita pasar por casi todos los agujeros que sean más grandes que su boca, así que el desagüe no era una imposibilidad para Inky.

Luego del escape del pulpo, los trabajadores del acuario se imaginaron lo que había sucedido, apreciaron su inteligencia y le desearon suerte. No pensaron nunca publicar esta historia hasta que Robyn McLean, directora de comunicaciones de Napier, se enteró de la asombrosa hazaña. McLean pudo hablar con un periodista de la zona y en pocos momentos ella y su equipo recibieron más de 100 llamadas de los medios internacionales.

Los pulpos son criaturas con mucha inteligencia. “Pensó en su escape y lo logró. Ahora que siga adelante. ¡Suerte, Inky!”, finalizó.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close