¿Qué hacer en Suiza en tres días?

Suiza.- Un país europeo es conocido en el mundo por sus chocolates, sus relojes, las hermosas montañas, el queso gruyere y la confidencialidad de su banca. Ese país es Suiza. 

En Suiza la calidad de vida de sus habitantes sobrepasa la media mundial y además es un excelente destino turístico, que vale la pena conocer.

Le ofrecemos una mirada a sus encantos, en un recorrido por los lugares emblemáticos de este país en tan solo tres días.

Hay gran cantidad de tiendas que ofrecen chocolates, quesos y relojes suizos para llevar de recuerdo

Suiza es el mejor lugar para practicar esquí, pescar, navegar y ver algunos de los paisajes más bellos del mundo, como los Alpes Suizos, una cadena montaña con vistas espectaculares.

Los Alpes Suizos

La ciudad de Ginebra es la sede de varias organizaciones multilaterales. No deje de conocer el Palacio de las Naciones, ubicado en el parque Ariana, sede de las Naciones Unidas.

En este parque algunos de los árboles tienen más de 100 años de antigüedad. El paisajismo es en si mismo una verdadera obra de arte.

No deje de visitar el Museo de Arte y de Historia, que exhibe piezas arqueológicas y cuenta con una amplia variedad de obras de arte, que datan incluso de la prehistoria.

La Catedral de San Pierre, tambien en Ginebra, fue construida en el siglo XI y tiene una vista panorámica de la ciudad ideal para realizar fotografías.

En las cercanías hay varias tiendas que ofrecen una variada muestra del arte chocolatero suizo, así como de quesos y embutidos.

El segundo día puede dirigirse al gran Monte Cervino, donde está la montaña más popular de los Alpes: el Matterhorn o la montaña Schilthorn, con una altura de casi 4500 metros por encima del nivel del mar. No deje de comer en el restaurante giratorio que hay en la cima. Estas montañas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ginebra

El tercer día visite a Jungfraujoch, el lugar más famoso de Suiza, que cuenta con la estación de trenes más alta de toda Europa, ubicada a unos 3.500 metros de altura.

El pequeño ferrocarril atraviesa las montañas Jungfrau, Mönch y Eiger, y llega hasta un palacio hecho con hielo, un grupo de pintorescos restaurantes y tiendas de regalos. La vista quedará en su memoria para el resto de su vida, pues es como la unión entre el cielo y la nieve.

La comuna Interlaken es un valle formado entre los lagos, debajo de las montañas. Hay gran cantidad de tiendas que ofrecen chocolates, quesos y relojes suizos para llevar de recuerdo.

Lucerna

Lucerna es un pequeño pueblo de apenas 9 kilómetros cuadrados, que parece haberse detenido en la Edad Media. Camine a través de las murallas de la antigua Museggmauer, cruce el puente Kapellbrücke y vea las pinturas del siglo 17 en los alrededores del río Reuss.

Para culminar su viaje recorra las calles de Zurich. Visite la Catedral de Fraumünster, construida en el siglo XIII, el Cementerio Fluntern; donde está enterrado James Joyce y el Museo Beyer, con la muestra de los relojes más raros del mundo.

The following two tabs change content below.

Comments

comments