Ramírez ante el mayor desafío de su carrera

Ciudad de Panamá, Panamá.- El argentino Víctor “Tyson del Abasto” Ramírez (22 -17KO-, 2, 1) tendrá el desafío más importante de su carrera en abril cuando enfrente a Denis Lebedev (28 -21KO-, 2, 0), en Rusia, con sede a definir entre Moscú y Sochi. El combate unificará los títulos Mundiales del peso Crucero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), que posee el primero, y el de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en manos del segundo.

Ramírez emprenderá este viaje con más preguntas que respuestas. Alejado del ex candidato a presidente, Daniel Scioli, que fue su protector en toda su carrera con un apoyo fundamental en su regreso a los rings en 2013, ya no tendrá el respaldo para combatir en el país y deberá jugar de visitante. Se estima que para la pelea de abril de 2015 ante Ola Afolabi, en la que el argentino se hizo del título interino Crucero FIB, el político desembolsó 250.000 dólares como pago a Afolabi y 400.000 dólares a la FIB para realizar el combate en el país, en Villa la Ñata Sporting Club de Benavídez. Números similares se habrían pagado para la contienda de octubre del año pasado cuando “Tyson del Abasto” enfrentó a Ovill McKenzie en la misma locación

El segundo punto radica en si Ramírez podrá evitar el desgaste que significa dar el peso en la categoría con límite en 90.70 Kilográmos. En su último combate el púgil nacional debió pesarse desnudo para llegar a los números mencionados. Los resultados se vieron en el ensogado. Igualó con McKenzie que llegó como suplente 2 semanas antes por la lesión del campeón cubano Yoan Pablo Hernández. Se lo notó en los últimos rounds con pocas respuestas en sus piernas, buscando aire con agarrones, y bajando la guardia por demás.

Del otro lado se encuentra un monarca con una recuperación en alza. Luego de haber perdido ante Guillermo Jones en 2013 (pero mantenido el cinturón porque el ganador se rehusó a una prueba de doping) consiguió tres victorias consecutivas con dos definiciones antes del límite incluidas. Lo que tendría en contra el ruso es ver cómo reaccionaría su cuerpo (tiene 36 años) al intercambio constante de golpes que le propondrá Ramírez.

Los caminos de ambos luchadores tienen algunas coincidencias. Ambos tienen dos etapas como campeones del mundo de la categoría. El nacido en Ezeiza los fue en 2009 y en la actualidad con inicio el año pasado. El europeo lo fue de 2011 a 2013, luego llegó la mencionada contienda ante Jones, recuperación del título fuera del ring y comienzo de su segunda etapa que se estira a estos días. Ambos cayeron ante el serbio Marco Huck en Alemania. A Ramírez le birló el cinturón en 2009 y a Lebedev lo derrotó al otro año en una de sus defensas. Otro dato ambos estuvieron cuatro años sin combatir. El europeo entre 2004 y 2008 y el argentino luego de perder con Huck hasta su reaparición en 2013.

Caminos similares y récords parecidos. Pero en abril, uno de los dos iniciará otra etapa de hacerse con los dos títulos. Las apuestas no acompañan a Ramírez, pero luego de haber regresado de su infierno personal y volver a levantar un cinturón mundial invita a creer que el factor trabajo puede llegar a ser fundamental en las ambiciones del boxeador local.

The following two tabs change content below.

Nicolás Nahuel López

Periodista deportivo recibido en 2011 del Instituto ISPED y estudiante de Ciencias de la Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires desde 2012. Deportes: Boxeo, Fútbol, Tenis.