Recorra el Sahara en camello

África.- Si usted es una persona amante de las aventuras, y si su presupuesto se lo permite, le sugerimos viajar al desiero del Sahara al menos una vez en su vida.

Este es el desierto más famoso en todo el mundo y puede ser recorrido en camello, siempre acompañado de guías expertos y tomando las precauciones necesarias para enfrentar los climas extremos.

Está localizado en el norte de África, y por su gran extensión, con una superficie total de más de 9 millones de kilómetros cuadrados, abarca el territorio de varios países africanos, entre ellos Egipto, Malí, Mauritania, Argelia, Marruecos, Túnez, Sahara Occidental, Níger, Libia, Chad y Sudán.

Lleve protector solar, un sombrero o pañuelo para proteger su cabeza y gafas de sol

El cielo es sin duda uno de los principales atractivos del desierto, después de las dunas y los oasis. Los atardeceres y amaneceres del Sahara son inigualables.

En las noches, la belleza del cielo estrellado hará que le provoque tenderse en una hamaca a contemplarlo en alguno de los oasis. Otra aventura es sin duda pasar la noche en una tienda bereber y compartir los alimentos con estos pobladores errantes del desierto. 

Al Sahara se puede ir desde Marruecos. Hay varios tipos de excursiones. A pie, solo para los más experimentados. En camello, la más recomendable, o en un vehículo de doble tracción.

La parte del desierto más visitada pertenece a Marruecos, pues cuenta con la infraestructura necesaria para recibir a los visitantes. Desde Níger y Egipto también se ofrecen interesantes paquetes turísticos para recorrer el desierto del Sahara.

También es recomendable  visitar el Sahara desde Túnez. Las excursiones parten de Douz y recorren los oasis más importantes.

Le sugerimos llevar una mochila liviana, con sus documentos, ropa ligera y alguna prenda de abrigo. Protector solar, un sombrero o pañuelo para proteger su cabeza y gafas de sol. Consulte siempre a su asesor de viaje sobre la mejor época para viajar y el equipamiento necesario.

Las rutas que van desde Douz hasta Ghilane son las más concurridas. Incluyen espectáculos nocturnos y comidas típicas. Pare a comprar chilabas (las túnicas tradicionales) y kufiyas, el pañuelo que protege del sol y el calor sofocante.

No deje en casa su cámara fotográfica. La va a necesitar para dejar costancia de su paso por algunos de los paisajes más hermosos del planeta.