Reino Unido desea encaminar el Brexit

Reino Unido.- Con más desconfianzas que convicciones, e inclusive una resolución judicial en el medio que lograría sujetar el proceso, el gobierno del Reino Unido busca adelantar y prosperar en los trámites para orientar la salida británica de la Unión Europea –UE-.

“Como resulta original, existen desiguales puntos de vista sobre la mesa”, expuso ayer el ministro sajón delegado de negociar el Brexit, David Davis, tras congregarse el día de ayer en la ciudad de Londres con los dirigentes de Escocia, Irlanda del Norte y Gales.

Se trató de la primera confluencia de la comisión conjunta ministerial para las contrataciones con el bloque europeo, cuya instauración anunció a finales del mes octubre la primera ministra, Theresa May, para dar “dirección directa” a Davis con los dirigentes autonómicos.

Los escoces son los constituyentes del Reino Unido que más discuten la separación de la Unión Europea. Inclusive ese gobierno examina otra vez una consulta popular para capacitar su emancipación.

Al finiquitar la reunión de ayer, el ministro escocés para el Brexit, Mike Russell, solicitó a la administración de May suministrar a las autonomías “más luminosidad y transparencia” acerca de sus procedimientos para desligarse de la UE.

Aunque Russell reflexionó “bueno” que el transcurso del proceso para implicar al gobierno escocés y a las otras jurisdicciones regionales se haya “puesto en recorrido”, lamentó que “cuatro meses posteriores del referéndum el régimen británico aún no exhibió de forma clara sus propósitos estratégicos”.

Confianza británica

Más allá de las desigualdades, Davis consideró la reunión citada para definir la habilidad de salida del bloque comunitario “provechosa y amigable”. “La jornada de hoy -por ayer- conjetura un paso significativo a la hora de acoplar a las autonomías junto con la dirección británica para examinar cómo lograremos trabajar juntos para conseguir el mejor arreglo”, dijo el ministro comisionado de la salida de la Unión Europea.

El jerarca imprimió también que los actores de cada comunidad se congregarán mensualmente para “participar” los últimos adelantos relativos a la habilidad que el Ejecutivo de May apadrinará en sus contrataciones con la UE. “Trabajaremos de forma auténtica con el gobierno escocés, el galés y el Ejecutivo de Irlanda del Norte al efectuar la decisión de los ciudadanos sajones”, testificó Davis.