Rendidos ante los pies de Roger

Indian Wells.- Roger Federer expuso su grandeza: en el partido consagratorio del torneo californiano venció a su compatriota Stan Wawrinca por 6-4 y 7-5 . El suizo acaba de alzar su trofeo número 90 en el profesionalismo.

Locura, admiración, respeto y hasta temor es lo que generó Federer cuando volvió al circuito tras seis meses afuera por lesión. Fue paciente y jamás se vio afuera del mundo tenístico, es un romántico de la raqueta y con más años en el lomo parece estar más joven que nunca.

Ya no caben dudas de quién es el mejor de los últimos –me animo a decir de todos- los tiempos, el multi-campeón, consiguió su 25° Masters 1000 después de no poder creer la proeza que obtuvo en Australia al quedarse con el primer Grand Slam del 2017. Todo esto con 35 años de edad. Sublime, Maestro.

Wawrinka, quien se acostumbró a ser la segunda raqueta de su país, debido a que tuvo que ser contemporáneo a Roger, ha demostrado la potenciación que tuvo en su nivel de forma repentina que llegó a colocarlo entre los tres mejores del ranking en la actualidad. Por estas razones, el ganador del US Open, Australia Open y Roland Garros (entre sus mayores conquistas) no se achicó ante la chance de dar la sorpresa en ésta memorable jornada y lo dejó bien expuesto: fue el único en quebrarle el saque a su rival al menos una vez, hecho frustrado por las anteriores victimas del campeón de éste BNP Paribas Open.

En la primera manga ambos empezaron a desenfundar sus drives venenosos, fuertes reveces y complicados saques. El olfato ganador del Maestro sirvió cuando Stan parpadeó un breve momento en la búsqueda de igualar el parcial en 5, pero cocodrilo que se duerme, es cartera. Por eso esa leve distracción que aprovechó Federer que estaba al acecho, generó el primer breakpoint, cerrando con un 6-4 arriba.

Ese duro golpe que recibió el número tres del mundo, no pareció sucumbirlo en lo mínimo y para el segundo set elevó más la intensidad, esforzándose para que no se le escape el tren de poder salir campeón.

El suizo venció por vigésima vez a Wawrinka.

Stan comenzó la manga con un éxtasis impresionante y consiguió quebrarle al helvético, colocándose 2-0. De todos modos, ese mérito se esfumó rápidamente cuando Roger se reavivó en el momento indicado y remontó la sintonía para que el parcial se iguale. Ya con dicha paridad, los saques se volvieron a mantener hasta que Federer cuando iba ganando 6-5 y en el tiempo que su contrincante parecía estar forzando un tie-break, la historia se volvió a repetir: el nacido en Basilea conquistó el desierto de California.

 

The following two tabs change content below.

Axel Adrián Bellingeri

Redactor en Segundo Enfoque. Cronista del Club Atlético River Plate (en @RDLTok). Estudiante de Periodismo con orientación en deportes (ISEC) y Contador Público (UBA).