Renovarán arbolado de Montevideo

Uruguay.- Los altos arbustos que brindan sombra en los calurosos días del periodo de verano, se convirtieron en perdigones en horas del mediodía del pasado día martes, cuando la tempestad y los temporales atmosféricos azotaron a la ciudad de Montevideo con rachas de viento de hasta ciento treinta kilómetros por hora, las cuales arrancaron grandes ramas, e inclusive árboles enteros, y los arrojaron sobre automóviles, casas y avenidas.

Según el portal web del diario El Observador, la Intendencia de la ciudad de Montevideo recibió cerca de trescientas denuncias por ramas derribadas y más de doscientos ochenta por árboles que fueron volcados por completo. Y aunque no se reconocieron heridos de entidad, unos quince automóviles en el Municipio CH (uno de los más conmovidos por el temporal junto con el Municipio B) fueron devastados, y varios hogares resultaron afectados.

En el municipio CH (que contiene, entre otros, los distritos Pocitos, Parque Batlle, Punta Carretas y Buceo) dieciocho avenidas se volvieron intransitables. Al tiempo que que en el Municipio B (Cordón, Parque Rodó, Palermo, Sur y Ciudad Vieja)  fueron al menos diez. Las labores para descartar los troncos y ramas que dejó la tempestad, requerirá al menos una semana de trabajo, según refirió la comuna de Montevideo a través de un comunicado publicado en su portal web.

Aunque los especialistas concuerdan en que los vientos como los reconocidos el pasado martes pueden por sí solos perjudicar árboles, la gran elevación de los ejemplares, su género y la mutilación de raíces que ha sido razón corriente durante los últimos años, los vuelve aún más quebradizos.

Vientos de setenta kilómetros por hora pueden forjar que las ramas se desplomen, pero “en la ciudad de Montevideo existen árboles muy grandes, y a muchos de ellos se les seccionan las raíces”, indicó el ingeniero agrónomo, Andrés Vernengo.

Reducir altura

Como reseña el mencionado diario, en la ciudad de Montevideo existen más de doscientos once mil árboles, de los cuales un veinte por ciento son paraísos, veintidós por ciento fresnos, once por ciento plátanos, siete por ciento tipas (un árbol de tronco negro y hojas pequeñas muy común en el Parque Batlle), y el resto se reparte en mas de trescientas especies. En corriente, las variedades más acostumbradas en la capital resultan de gran porte, una peculiaridad de gran asombro, si se compara con otras metrópolis del mundo, según Vernengo.

Comments

comments