InternacionalesPueblos Originarios

Representantes multiétnicos y de las FARC pudieran formar parte del Congreso de Colombia

Los pueblos originarios, a través de sus líderes, optan a un escaño en este organismo

Colombia.- Las elecciones para formar parte del Congreso de Colombia muestran que el partido de la exguerrilla, comunidades nativas, colombianos en el exterior; y partidos tradicionales se reparten las cámaras legislativas.

Varios de los máximos representantes de la exguerrilla (FARC) alcanzarán el cargo público de asambleístas la noche de este domingo.

Esto sucederá cuando finalicen de contar los votos de los comicios legislativos en Colombia.

Líderes que dirigieron algunos de los episodios más duros de la guerra, Iván Márquez y Carlos Antonio Lozada, lograrán sentarse en dos de los cinco asientos del Senado.

Este partido, heredero del alzamiento, tiene consolidados estos lugares gracias al convenio de paz con el presidente Juan Manuel Santos.

En este sentido, el ingreso del partido de la exguerrilla aumenta el número de lugares en el Congreso.

El Senado, la cámara nacional, pasa a tener 108 representantes.

Por otro lado, cerca de cien asientos están reservados a los candidatos de los partidos políticos que se denominan ordinarios como el Partido Liberal y el Conservador, entre otros.

Los aspirantes al Congreso de Colombia pueden ser elegidos a través de dos modalidades

Estos partidos pueden presentarse a la disputa electoral con la modalidad del voto preferente.

Es decir, listas abiertas de candidatos que se identifican con el nombre de su organización; y un número en el tarjetón, el documento que se usa para votar.

La otra forma es la tradicional lista cerrada. Los electores se deciden por un partido.

Los elegidos son aquellos que ocupan las primeras posiciones.

La población multiétnica también participará en el Senado

El Senado colombiano se compone además de otras dos curules que se otorgan a los nativos.

Estas etnias son libres de unirse a cualquier partido político, aun así la ordenanza les reserva gradas a través de distritos especiales.

Los líderes de estos pueblos deben haber ejercido un cargo de autoridad tradicional en sus pueblos  o haber representado una organización.

Además acreditarlo mediante un certificado ante el Ministerio del Interior.

Cabe recordar, que en los anteriores comicios legislativos, los partidos nativos MAIS y ASI se quedaron con estos dos asientos.

Obtuvieron 48.525 y 34.585 votos respectivamente de cualquier ciudadano, no solo votantes de la misma comunidad nativa.

Asimismo, el coordinador político de la Misión del Observatario Electoral (MOE), un organismo independiente que estudia los procesos políticos en Colombia, Camilo Vargas, expuso:

“La diferencia respecto a un partido político ordinario es que no tienen que superar el umbral del 3% del censo electoral, unos 400 mil votos, para conseguir una curul”.

Los pueblos originarios, a través de sus líderes, optan a un escaño en este organismo.

Los afrodescendientes, la otra minoría del país, solo tiene representación propia en esta cámara en dos circunscripciones:

Negritudes y raizales, para conseguir un total de tres curules. En Colombia los afro constituyen más del 10% de la población. Como los nativos, puede formar parte de cualquier organización política.

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela

Artículos relacionados

Close