Residentes de la Torre Grenfell exigieron justicia

Londres-. Residentes furiosos por el manejo del desastre de la Torre Grenfell llegaron hasta la sede del Ayuntamiento el viernes en la tarde, mientras vociferaban “queremos justicia, queremos justicia”. 

Los manifestantes, algunos con volantes o con camisetas con imágenes de las personas que fallecieron en el incendio, subieron los escalones frontales y así entraron al edificio. Algunos lograron incluso burlar el control de seguridad a fin de llegar hasta los pisos superiores, en el corazón del Distrito Real de Kensington y Chelsea.

Un hombre se acercó a una cámara de televisión e indicó: “Queremos respuestas y justicia”. De acuerdo con él, la gente no favorece la violencia aunque está desesperada por tener información.

La acosada primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, que estaba muy cerca, fue llevada lejos por guardias de seguridad luego de que los manifestantes salieron a la calle. May ya enfrentó varias críticas por no reunirse con los residentes del edificio, cuando realizó una discreta visita a la escena del desastre este jueves.

El gobierno británico, que ya prometió una completa investigación pública, informó que entregará 5 millones de dólares para ayudar a los afectados por el incendio.

Algunos de los residentes incluso pudieron acceder al edificio. 

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, solicitó que el gobierno difunda una lista de otras torres de apartamentos revisadas por los investigadores hasta el final de este viernes. En una carta mandada a May, enumeró una letanía de preocupaciones de los residentes, incluyendo la falta de información sobre sus familiares desaparecidos, la catastrófica respuesta del concejo municipal y una inquietud por la seguridad en otros bloques de apartamentos.

“Sienten que el Gobierno y el concejo municipal no han hecho lo suficiente para ayudarlos luego de este caótico accidente o para darles respuestas a su preguntas cada vez más urgentes”, redactó Khan en la carta. 

Los residentes se encuentran furiosos ya que muchas de las víctimas no han sido encontradas o identificadas, y consideran que las autoridades han subestimado el número de víctimas. Opinan que sus antiguas preocupaciones sobre la seguridad contra incendios en la Torre Grenfell no fueron atendidas correctamente.