Reunión del G20 colocó en alerta a Uruguay

Uruguay.- Los veinte directores de Estado más significativos del mundo aterrizarán sobre finales del venidero año 2018 en la ciudad de Buenos Aires para ser partícipes de la cumbre del G-20 y esto coloca en alerta a los servicios de inteligencia de la región.

Según reseñó El Observador, la llegada del magnate Donald Trump (Estados Unidos), Xi Jinping (China) y Vladimir Putin (De la Republica de Rusia), entre otros dirigentes mundiales, posee al gobierno del mandatario argentino Mauricio Macri en pleno trabajo de disposición y planificación para obviar incidentes como lo que se desataron en Hamburgo en el mes de julio del presente año.

Al mismo tiempo, las fuerzas de seguridad argentinas poseerán una prueba de fuego en el mes de diciembre de este año cuando la metrópoli porteña sea la anfitriona de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y reciba a funcionarios diplomáticos y ministros de unos 180 estados.

La ejecución de dos eventos de esa dimensión inquieta al gobierno argentino por los arreglos de seguridad internos que debe hacer y por el escenario de vulnerabilidad que brindan algunas naciones de la región, entre ellos a República del Uruguay.

Para la administración del presidente Macri resulta esencial aseverar que Uruguay no sea un lugar de paso y refugio para personas que posean intenciones violentas y que tampoco sea un espacio desde donde se pueda “llamar la atención” dada la cercanía territorial que existen entre ambas naciones, indicaron a El Observador fuentes oficiales.

Resultado de imagen para Reunión del G20 colocó en alerta a Uruguay

Así, la concreción de esas dos reuniones multilaterales incitó que el tema se situara concluyentemente en la agenda del gobierno y fuera emprendido por los múltiples organismos nacionales que cooperan en materia de inteligencia, aunque la intranquilidad precede a estos dos eventos. De hecho, el asunto es causa de examen del Consejo de Defensa Nacional (Codena), una corporación de carácter interministerial que posee por propósito “analizar las amenazas que pudieran poner en peligro la soberanía e independencia” de la nación, según establece la Legislación Marco de Defensa Nacional.

La finalidad esencial es poder prevenir circunstancias violentas y para ello se piensa en la retractación: hacerle saber de antemano al “contrario” que los costos de su acción serán mayores que los beneficios. Sin embargo, al día de hoy la administración se enfrenta con diversos retos.