Rumba cubana es Patrimonio Cultural | Segundo Enfoque
Tu Diario Online de Otra Manera      
Merengue dominicano

Rumba cubana es Patrimonio Cultural

La rumba cubana y el merengue dominicano fueron inscritos el pasado miércoles en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Las fiestas de las Fallas de Valencia, que celebran la llegada de la primavera, se suman también a la lista aprobada por un comité intergubernamental reunido desde el 28 de noviembre al 2 de diciembre en Adís Abeba, la capital de Etiopía.

Esta inscripción garantiza una mayor notoriedad del patrimonio cultural inmaterial y espera contribuir a que se tome mayor conciencia sobre su importancia. Asimismo, la delegación de Cuba dedicó el reconocimiento a la rumba, “una expresión de resistencia y autoestima”, a la memoria de Fidel Castro, fallecido el viernes a los 90 años.

Dominicanos bailando su merengue

Dominicanos bailando su merengue

“La rumba cubana es una expresión de un espíritu de resistencia y autoestima así como un instrumento de sociabilidad que enriquece la vida de las comunidades que lo practican”, resaltó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en un comunicado.

La rumba, que surgió en barriadas urbanas pobres, está vinculada a la cultura africana, pero también posee algunos elementos característicos de la cultura antillana y el flamenco español.

Se debe mencionar que la música y el baile del merengue en República Dominicana, parte integrante de la identidad nacional, ingresaron también en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Según el organismo, la verdadera cuna del merengue se sitúa en el norte de la República Dominicana, pero su zona de influencia abarca la región del Caribe, países de Centroamérica y de Sudamérica.

Por otro lado, las Fallas de Valencia, una de las celebraciones más populares de España, fueron también consagradas en esta lista representativa de diferentes tipos de patrimonio vivo.

La celebración, cuyos orígenes pueden rastrearse hasta el siglo XVIII y que ha sobrevivido a momentos de censura, atrae a más de un millón de visitantes, algo que los organizadores espera que se impulse con el reconocimiento de la Unesco.

Con cerca de 1.500 clases de cerveza diferentes, la fabricación y la estima que se tiene a esta bebida forman parte del patrimonio cultural vivo de una gran parte de comunidades de toda Bélgica, especificó Bruselas al presentar su candidatura.

Entre los otros elegidos figuran además los veinticuatro periodos solares del calendario chino, la fiesta Mangal Shobhajatra, con la que se celebra el día del Año Nuevo en 12 países, incluido Bangladés e India, y el carnaval de Granville, uno de los más importantes del noroeste de Francia.

Finalmente, el examen de las demás candidaturas, de un total de 37, continuará el jueves 1 de diciembre. El festival de El Callao de Venezuela y la charrería de México son también algunos de los candidatos que podrían ingresar en esta lista.

The following two tabs change content below.

Comments

comments