Ryan Gosling: “En Blade Runner 2049 el entorno es todavía más tóxico”

El actor canadiense Ryan Gosling aseveró en la ciudad de Barcelona, España, que en “Blade Runner 2049”, secuela de la película de 1982 la cual se desarrolla treinta años después de la historia original, “las cosas han empeorado, los personajes se encuentran más aislados y el entorno es aún más tóxico”. 

Gosling es el protagonista de una cinta dirigida por Denis Villeneuve que es la secuela de un título que marcó un antes y un después en el mundo cinematográfico de ciencia ficción y que supuso la confirmación de Harrison Ford, quien retoma su personaje de Rick Deckard.

Parte del equipo del filme, que no llegará a las butacas hasta el mes de octubre, visitó Barcelona para promocionar la película ante los distribuidores europeos reunidos en el congreso de Cine Europe, el cual se celebra esta semana.

En un breve encuentro con la agencia de noticias Efe, Ryan Gosling detalló que el nuevo largometraje “sigue la narrativa” de la cinta original de Ridley Scott la cual “dejó muchas preguntas abiertas”. 

El actor da vida al oficial K, que es miembro del cuerpo de los “blade runner” del departamento de Policía de Los Ángeles que inicia una investigación la cual le lleva a “hacerse muchas preguntas, algunas vinculadas con su propia identidad, tal como pasaba en la primera entrega”.

“Mi rol se toma muy personalmente la investigación”, agregó el famoso. Y en su búsqueda de la verdad se encuentra con Rick Deckard (Ford), antiguo “blade runner” que lleva 30 años desaparecido.

Para Villenueve -responsable de filmes como “Sicario” o “La llegada”- se trata de una película “negra y detectivesca” como la primera, en donde se siguen las evoluciones de un agente que inicia una investigación la cual le llevará a “soñar con un mundo mejor”.

Si el largometraje de Scott ya era oscuro, la secuela promete serlo aún más, porque “las cosas han ido a peor estos últimos años” y la cinta muestra “un ecosistema que ha colapsado”, de acuerdo con Villenueve.

“Estamos viviendo en un mundo con mucha oscuridad. Un planeta en donde parece que no existe esperanza y la película es una extensión de esa realidad”, acotó.