Chimentos

Salir a fumar un porrito

La droga, o más especificamente el cigarrillo de marihuana, volvió a ser un tema polémico entre los famosos desde que Moria Casan tomó revancha en estos días contra la mayor de las hermanas Calabró, Iliana, que en algún momento cuestionó a Sofía por aparecer en una revista fumando porro. Y, por otro lado, la actriz Dolores Fonzi confesando que fuma frente a sus hijos.

Pero esto en la farándula acá y en el mundo es un tema viejo, que viene tal vez desde Bob Marley o antes, cuando se escuchaba decir a alguien mientras más fumado mejor compone, o mejor actúa. Difícil de creer. En Argentina algunos famosos habrían hecho hasta apología de la droga desde la música, como lo acusaron de hacer a Andrés Calamaro, quien ahora se declara un hombre limpio que dejó todo ese pasado atrás o a Charly componiendo la hija de la lágrima en su peor momento o el mejor depende el cristal con que se lo mire.

[pullquote]“El supuesto porro de mi hija es igual al video de tu esposo con una mina y vos suponés que no te mete los cuernos”, le contestó 5 años después Moria a Iliana.[/pullquote]

La realidad es que -hoy por hoy- muchos de los que están en los medios de comunicación dicen abiertamente que fuman porro y que hasta lo comparten con sus hijos, como si fueran amigos. Según los especialistas, la marihuana es la puerta de entrada a drogas que después es muy difícil cerrar.

Recientemente, esta polémica empezó a dar que hablar cuando Starc salió a decir que esta planta habría matado al flaco Spinetta, y todos se le fueron al humo, por falta de códigos, por no respetar a un ícono del rock,  y si pensamos en alguien que todavía está aunque su musa inspiradora parecería haber desaparecido es Charly García que si bien está mejor, dejó de ser el Charly que el mundo del rock conoce, pero él se reconoce a si mismo como un hombre nuevo al que la vida le dio otra oportunidad y Palito Ortega fue ese que le salvó la vida, porque sino habría terminado en una granja, que -según él- es una sucursal de la policía. De hecho, para el icono del rock, no tiene cura porque no es una enfermedad y a cada uno le pega distinto.

Lo que sí hay que decir y muchos de los que dejaron atrás este cigarrillo tan particular lo dicen es que no ayuda a crear, no es una musa inspiradora, lejos esta de serlo. Pero la pregunta es ¿si no sirve para eso, entonces para qué sirve, y cuál es la necesidad de salir a contar todo lo que se hace en el ámbito privado?, para buscar aprobación o todo lo contrario para generar polémica y pantalla.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close