Internacionales

Santos dobla recompensa por Otoniel

Bogotá.- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dobló este lunes la recompensa para la persona que otorgue algún tipo de información que permita encontrar al hombre más buscado de Colombia.

Después de haber realizado un consejo de seguridad con los miembros de su comité, el Jefe de Estado ofreció la cantidad de 3.000 millones de pesos (poco más de 975.000 dólares) por Dairo Antonio Usuga David, alias “Otoniel”, quien es el capo del llamado Clan Usuga, el cartel narco paramilitar más temido del país cafetero.

Vamos tras los cabecillas del clan y su jefe máximo, ‘Otoniel’, por el cual subimos la recompensa a 3.000 millones de pesos, el doble de lo que se ofrecía“, Recalcó el mandatario frente a los medios de comunicación nacionales.

Hace dos semanas el Clan Usuga fue protagonista de fuertes disturbios, asesinatos y atentados durante una ola de ataques contra los cuerpos de seguridad colombianos, los cuales dejaron un total de seis miembros de la fuerza pública y un civil muertos.

Por su parte el gobierno de Estados Unidos ha ofrecido una recompensa de hasta cinco millones de dólares para quien ayude en la localización de “Otoniel”, quien según las autoridades del país se moviliza en una extensa zona llamada Urabá, al noroeste del territorio colombiano.

Igualmente Santos reiteró que desde que el gobierno lanzó en agosto de 2010 el combate hacia las bandas criminales un total de 20.000 de sus miembros han sido neutralizados -capturados o muertos- al igual que han decomisado aproximadamente unas 1.000 toneladas de cocaína, 1.829 toneladas de marihuana y unos 2.460 kilos de heroína.

Estas bandas delictivas surgieron durante el 2004 tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia cuando una gran cantidad de sus integrantes siguieron en los negocios del narcotráfico.

El presidente colombiano manifestó que un equipo de su gobierno se reunirá con funcionarios de las Naciones Unidas en Colombia y varios representantes de organizaciones sociales para escuchar las quejas que posean sobre los recientes asesinatos de activistas y evitar que esos casos queden en la impunidad. También recalcó que “Muchos de esos homicidios han sido atribuidos por las autoridades a las bandas criminales”.

El dirigente nacional expresó que “Una Colombia en paz significa romper para siempre la posibilidad del vínculo entre política y armas pero también cerrarle el camino a los delincuentes”.

Gerardo Romero

Venezolano | Periodista |Estudiante de comunicación social de la Universidad Católica Santa Rosa

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close