Entretenimiento

School of Rock: el rock llegó a Broadway

El musical, basado en la popular cinta de Jack Black, arrasa en Nueva York

Rock, amplificadores, grandes notas vocales, buenas actuaciones, romance y mucha risa son algunas de las cosas que encontremos en School of Rock. La obra está basada en la película del mismo nombre, protagonizada por Jack Black en el 2003.

El legendario Andrew Lloyd Webber fue el encargado de llevarlo a las tablas. Causó mucho revuelo, no solo por la popularidad del éxito de Black, sino también porque la música había sido escrita por Llyod Webber.

Consiguió 6 nominaciones a los Tony Awards, sin llevarse ningún premio a casa. Nada demasiado descabellado si consideramos que ese año competía con el huracán de Hamilton.

Dewey Finn, interpretado magistralmente por Alex Brightman, quien es un joven desempleado y perdedor, amante del rock. Se hace pasar por su compañero de casa para conseguir un trabajo como profesor sustituto, en Horace Green, una prestigiosa escuela primaria.

Cuando descubre que los niños tienen talento para la música, decide embarcarlos en un viaje rebelde y rockero. Los lleva hacia la Batalla de las Bandas, sin que sus padres, otros maestros o incluso la propia directora lo sepan.

Un gran elenco

Uno de los aciertos de la versión de Broadway es que consiguen profundizar mucho más en los niños. La canción “If only you would listen” es una clara prueba de esto. Podemos ver la opresión de estos niños y los adultos que se niegan a escucharlos.

En una de las escenas finales consiguen emocionarnos hasta las lágrimas con una de las variaciones de este tema. Además, cantan y tocan en vivo todas las noches en el show.

Alex Brightman brilla en el rol de Dewey Finn, consigue salirse de la sombra del icónico papel creado por Black, y desarrollar un nuevo y fresco personaje.

Una de las actrices más destacadas es Sierra Boggess, en el papel de la directora Rosalie Mullins. Hace reír con sus pequeñas apariciones.

Además, logra unas vocales altas maravillosas, que hacen que la aplaudamos de pie. Luce su voz a más no poder, especialmente en la última canción del musical.

Si quieres divertirte, pasarla bien, pero también emocionarte, School of Rock es el show perfecto para ti. ¡No te lo puedes perder!

Artículos relacionados

Close