Internacionales

Se desata polémica racial por detención de hombres negros en Estados Unidos

El hecho se resgistró en un local de Starbucks

En Estados Unidos se ha creado una gran polémica luego del arresto de dos hombres afrodescendientes que se encontraban en uno de los locales Starbucks.

El reconocido lugar conquistó al público proyectando una imagen de una cafetería en la que se pueden disfrutar sus productos. También el cliente puede disfrutar de las sillas cómodas, la música y el servicio de WiFi.

Eso era lo que hacían los dos hombres que fueron detenidos por funcionarios de la policía local. Según testigos, solo estaban sentados haciendo lo mismo que las otras personas. No pidieron nada para consumir como lo hacen también muchos de los clientes en las 28 mil tiendas que hay alrededor del mundo. 

Un representante de Starbucks, Kevin Johnson, calificó las detenciones como “reprochables”. Comentó que quiere disculparse personalmente con los ciudadanos, diciendo que la empresa “se opone abiertamente a cualquier tipo de discriminación”.

Reacciones a la detención

Sin embargo, eso no detuvo a los manifestantes que se concentraron en las afueras del lugar, en el centro de Filadelfia.

Mientras la gente pedía café en la parte interna de Starbucks, el reverendo Jeffrey Jordan encabezó una concentración con cantos de “yo soy alguien, y exijo igualdad ahora”.

Expresó que es lamentable que aún en estos tiempos, se vean acciones de este tipo contra la integridad de otras personas solamente por su color de piel.

Jordan indicó “esta nación fue fabricada sobre las espaldas de los negros. Actualmente Starbucks nos va a tratar como si fuéramos de segunda clase”.

Los arrestos los grabaron algunos testigos del lugar y luego se viralizaron en las redes sociales. 

El video muestra a un par de funcionarios policiales hablando con dos hombres negros que estaban sentados en una mesa. Después de unos minutos, los oficiales esposaron a las personas y las llevan afuera. Mientras tanto, otros clientes dijeron que no entendieron lo que pasó porque no estaban haciendo nada malo. 

Los medios de comunicación de Filadelfia informaron que los hombres indicaron que estaban esperando a un amigo.

Se supo que los oficiales fueron al establecimiento porque los empleados de Starbucks llamaron al 911. Dijeron que esas personas estaban en actitud sospechosa en el local, según afirmó el comisario de la policía Richard Ross.

De acuerdo con Ross, los sujetos entraron y pidieron usar el baño. Los trabajadores se lo negaron por no comprar o consumir nada. Tras ello, los hombres se habrían negado a retirarse del lugar.

Un portavoz de Starbucks dijo que la tienda donde ocurrieron los hechos tiene por política que los baños son de uso exclusivo de los clientes.

Artículos relacionados

Close