Se vende SanCor en Argentina

Argentina.- En Argentina está a punto de concretarse la venta de SanCor, la cooperativa láctea más grande del mundo.

Las empresas Fonterra de Nueva Zelanda y la francesa Lactalis, son dos de las firmas internacionales interesadas en adquirir la empresa láctea austral.

Fonterra es una cooperativa integrada por 10.500 productores, que tiene en su plantilla a más de 22.000 empleados y es en la actualidadel mayor exportador de leche del mundo, generando además el 25 por ciento de todas las exportaciones del país europeo.

Esta empresa producía 3,5 millones de litros diarios en el año 2016 y ahora solo alcanza a producir  870.000 litros diarios

La empresa ya inició conversaciones con SanCor, para la compra de al menos el 70 por ciento de los activos a través de una compañía anónima. Está previsto que ambas partes sostengan una teleconferencia para afinar detalles.

Luego de un análisis del mercado, y de los activos y negocios que mantiene SanCor, una empresa consultora valoró la cooperativa láctea en 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, SanCor tiene una deuda financiera de unos 2.000 millones de pesos, a la que se le suman pasivos laborales cercanos a los 4.000 millones de pesos y deudas financieras con proveedores cercanas a los 350 millones de dólares o 6.000 millones de pesos.

La crisis de la empresa láctea no llegó a los tribunales, debido que SanCor y sus acreedores acordaron una tregua hasta el próximo mes de noviembre

Si no se logra llegar a un acuerdo satisfactorio con Fonterra, empresa que habría impuesto duras condiciones para la negociación, según fuentes cercanas al proceso, se reactivarían las conversaciones con la francesa Lactalis.

Ya en el 2012, SanCor transfirió el control de la marca “SanCor Bebé” a la multinacional estadounidense Mead Johnson Nutrition, por un monto superior a los 150 millones de dólares. Mientras que el 90 por ciento de la línea de yogures, postres y flanes fue transferida al grupo agroindustrial Vicentín por 100 millones de dólares.

La crisis de la cooperativa láctea más grande del mundo, dejó inactiva varias plantas y causó una fuerte reducción de personal, además de deudas por concepto de finiquitos.  De un plantel de 4.000 empleados, ya se retiraron 300 y se espera la salida de otros 110. Además hay más de 1.000 que están bajo la figura de jornada libre. No acuden a sus puestos de trabajo, pero cobran solo el 75 por ciento de su salario.

Esta empresa producía 3,5 millones de litros diarios en el año 2016 y ahora solo alcanza a producir  870.000 litros diarios. SanCor trata de recuperar la confianza de los productores y de ampliar su línea de productos, además  recibió un fideicomiso del Gobierno por 200 millones de pesos y está pendiente la entrega de otros 250 millones.