“Argentina normalizará su economía en los siguientes cinco años”

Argentina.- El banco Morgan Stanley –reconocido banco de Wall Street- consideró en un informe a sus clientes que Argentina normalizará su economía en los siguientes cinco años.

Esta estabilización no vendrá sola, ya que según la entidad financiera la nación atraerá unos 230.000 millones de dólares. Adicionalmente, expresaron que las reformas estructurales ejecutadas por el Gobierno podrían ayudar a que el crecimiento anual alcance 4% del PBI.

Este anuncio del banco estadounidense se suma a la afirmación que realizó la semana pasada el JP Morgan, respecto a que Argentina podría ser incluida el 28 de febrero en su índice de bonos emergentes. Con esto el país se estaría convirtiendo en el primer país en ingresar en ese indicador desde el primer cuatrimestre de 2013.

En el informe difundido por el Morgan Stanley manifestaron que “el país está volviendo a la normalidad económica y política después de años de ausencia de los mercados de capitales tras su default de la deuda de 2002 y posterior colapso financiero”.

En ese contexto de recuperación, la firma de servicios financieros expresó que “si bien un rendimiento del 258% de las inversiones bursátiles argentinas es la perspectiva más optimista”, lo más probable “es que manifieste un rendimiento del 133%”, una ganancia más que interesante teniendo el riesgo del país.

Igualmente, agregaron que consideran que el país “no sólo normalizará su economía en los próximos 5 años, sino que también creará un círculo virtuoso que atraerá inversiones y que estas a su vez aumentarán el crecimiento de largo plazo”, destacó el informe.

Con respecto a las estimaciones, los analistas proyectaron que “la profundización del mercado de capitales argentino generará casi 230 mil millones de dólares (8% del PBI) en la financiación neta y la inversión extranjera directa durante los siguientes cinco años”.

Además, el banco sentenció que “Argentina representa una oportunidad de inversión para el largo plazo de renta fija”.

En un escenario optimista han reconocido que “la economía viene normalizando rápidamente y el gobierno es capaz de implementar reformas estructurales de gran alcance que elevan el potencial de crecimiento del PIB real a 4,0% al año”.

Luego de quince años de haber incumplido más de 90.000 millones de dólares de deuda soberana, la nación suramericana regresó al mercado de bonos en abril de 2016.