LGBT

Seis jóvenes criados por parejas LGBT derribaron tabú sobre familias homoparentales

Tuvieron que escuchar que sus hijos padecerían problemas psicológicos, que sufrirían rechazo en la escuela, entre otros

Seis jóvenes echaron abajo tabú acerca de las familias homoparentales. Fueron criados por parejas LGBT.

Los jóvenes, a lo largo de sus vidas han escuchado que sufrirían problemas psicológicos. Asimismo, que vivirían con miedo a sufrir rechazo en la escuela, como si ellos fueran responsables de eso.

Otro de los pensamientos es que también formarían parte de la comunidad LGBT, o que su familia es antinatural. Todo, por haber sido criados en familias diversas.

Sushila (28 años), Gauri (25), Vasyl (17), Bruna (16), Elena (23); y Alejandro (19) relataron para El diario.es sus experiencias al haber pertenecido a una familia de dos madres, dos padres o un padre homosexual.

Estos chicos pueden desmentir desde su perspectiva muchos de los argumentos contra unas familias que han “luchado a contracorriente”.

“Nunca he tenido un conflicto por tener dos madres; es como si la gente que tiene un padre y una madre tuviera un conflicto interno por ello”.

 1º tabú. Sufrirán bullying en la escuela

El bullying en la escuela es una de las razones más extendidas en contra de las familias LGBT.

“De pequeña, la gente me decía que era imposible que tuviera dos madres, que una era mi tía, que tenía padre pero que no sabía dónde estaba o que era adoptada”.

“Luego los niños venían a mi casa a las fiestas de cumpleaños y lo entendían perfectamente: tienes dos madres, ya está”.

“Al llegar a sus casas eran sus padres quienes no se lo creían, pero es una cuestión de desconocimiento, después lo aceptaban”. Relató Bruna.

Sushila y Gauri son hermanas. La primera llegó a España, desde la India, a los 10 años, y la segunda, tiempo después, con cuatro. “Personalmente, no sufrí bullying”. Explicó la mayor.

Para Gauri las cosas fueron más sencillas: “Todo el mundo me conocía por mi hermana. Hice mi pandilla y no tuve ningún problema”.

2º tabú. También serán parte de la comunidad LGBT

“Es una cosa que me han dicho tantas veces”, mencionó Vasyl “el hecho de tener dos padres o dos madres no tiene nada que ver con tu orientación sexual”.

“No tiene por qué, yo soy hetero”, señaló Alejandro.

“Lo que esto aportó a mi vida es saber respetar todas las preferencias y una visión más abierta a la diversidad”, manifestó Gauri, quien aceptó haber “probado” con mujeres, pero que se declara heterosexual.

Por el contrario, su hermana es más tradicional: “Mis madres son ateas al cien por cien, pero yo me quiero casar por la iglesia”.

Bruna se identifica con una de sus madres, “a la que le gustan las personas y no diferencia por sexos”, concluyó. Un pensamiento conocido como pansexual, aunque ella detesta las etiquetas.

Por otro lado, hace 6 años que Elena tiene novio a pesar de que dicen que “no voy a tener estabilidad emocional por tener dos madres”.

3º tabú. Se les priva de una figura materna/paterna

Alejandro fue adoptado en Rusia y recuerda aquello como “un infierno”.

“Al llegar a España no hablaba el idioma  así que pregunté por mi madre. Cuando vi que no tenía, pero que tenía un padre que hacía de padre y madre, me dio igual”.

Gauri manifestó que hay cosas más importantes que las apariencias o la preferencia sexual.

“Existen muchos modelos de familia y no en todos hay un padre y una madre: padres solteros, viudos, niños a los que crían los abuelos. Lo importante es que haya amor”.

4º tabú. Tendrán dificultades psicológicas

“Este es un argumento de personas que no quieren reconocer la realidad y buscan cualquier excusa para excluirte de la sociedad”. Dijo Sushila.

“He tenido amigos con padres divorciados que sí han tenido problemas de baja autoestima”.

“Les ha afectado los estudios porque han tenido que ir cambiando de casa, han tenido trastorno. Yo he recibido amor por todas partes”.

Asimismo, el hecho de ser criada en una familia homosexual hace que éstas sean “mucho más abiertas”. Explicó Elena.

Vasyl se identificó con Elena: “Cuando llegas a casa sabes que puedes hablar de todo”.

 

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Venezuela

Artículos relacionados

Close